Una matriz monetaria optimizada BRICS es justo lo que el Sur Global necesita para escapar del neocolonialismo

Escrito por Miguel Santos García via OneWorld


La optimización de las redes monetarias de los BRICS es justo lo que necesitan el Caribe, América Latina y África para poder avanzar hacia comportamientos soberanos y así finalizar sus procesos de descolonización sin temor a ser atacados por Occidente con desestabilización a través de la Guerra Híbrida económica.

Rusia y los países miembros del BRICS revelaron recientemente que los líderes de las cinco principales economías emergentes están en pleno proceso de agilizar una matriz multipolar de monedas de reserva internacional. El presidente de la federación rusa, Vladimir Putin, reveló la optimización de la matriz multipolar de monedas de reserva internacional en la 14ª Cumbre de los BRICS, justo cuando Turquía, Egipto y Arabia Saudí están en conversaciones para considerar su ingreso. Durante esta cumbre, se anunció que las cinco economías miembros, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, y como dijo el máximo líder del Estado ruso, “La cuestión de la creación de la moneda de reserva internacional basada en la cesta de monedas de nuestros países está en estudio… Estamos dispuestos a trabajar abiertamente con todos los socios justos”.  

Este deseo estratégico de mayor independencia monetaria por parte de las naciones del BRICS viene de lejos, por lo que esta charla multipolar de evadir las sanciones occidentales y la lógica del orden basado en reglas de la Pax Americana se hacía imperativa hace mucho. A este respecto, el presidente de China, Xi Jinping, señaló cómo la conducta de la Occidente era responsable de antagonizar a la Federación Rusa, enfatizando que “politizar, instrumentalizar y armar la economía mundial utilizando una posición dominante en el sistema financiero global para imponer sanciones de forma gratuita sólo perjudicaría a los demás además de perjudicarse a sí mismo, dejando a la gente de todo el mundo sufriendo […] Aquellos que se obsesionan con una posición de fuerza, amplían su alianza militar y buscan su propia seguridad a expensas de los demás sólo caerán en un enigma de seguridad”. 

La agilización de las redes monetarias BRICS es justo lo que el Caribe, América Latina y África necesitan para poder moverse hacia conductas soberanas y finalizar así sus procesos de descolonización sin miedo a ser atacados por Occidente con desestabilización a través de Guerra Híbrida económica. Estas son en definitiva buenas noticias para todas las naciones del Sur Global, desde los Grandes 8, hasta los países medianos y pequeños del Sur Global multipolar como Nicaragua, Cuba y Venezuela, que se encuentran en la mirilla de occidente de manera continua. Lo transformativo y beneficioso de esta movida monetaria es que posibilita la integración multipolar a una tercera categoría de países y me refiero a los estados que están actualmente neocolonizados por Occidente liderado por Estados Unidos. Estos países aunque tengan deseos de diversificar sus relaciones de negocios no pueden actualizar dicho potencial por lo que no logran unirse al Orden Multipolar por sí solos. Antes bien, sería más segura la transición facultada por una sustitución sistemática de métodos / servicios transaccionales, así como de la moneda de reserva internacional.

La Declaración de Beijing de la XIV Cumbre de los BRICS contenía algunas preciosas pepitas de oro informativas que aclaran la intención de este organismo tal y como se lee, “Reconocemos la importancia de fortalecer el mecanismo del Acuerdo de Reservas Contingentes (ACC), que contribuye a reforzar la red de seguridad financiera mundial y complementa los acuerdos monetarios y financieros internacionales existentes […] Esperamos con interés la finalización de las enmiendas, que aumentarán la flexibilidad y la capacidad de respuesta del mecanismo CRA. Esperamos que la quinta prueba de la CRA se lleve a cabo con éxito a finales de 2022. Apoyamos los trabajos para mejorar el marco de coordinación entre la ACC y el FMI.” El otro punto relevante para la agilización de la matriz alternativa de monedas de reserva se encuentra un poco más adelante en la declaración conjunta, “Alentamos al Mecanismo de Cooperación Interbancaria de los BRICS a seguir desempeñando un papel importante en el apoyo a la cooperación económica y comercial de los BRICS y apreciamos la renovación del Memorando de Entendimiento entre los Bancos de Desarrollo miembros del Mecanismo de Cooperación Interbancaria de los BRICS y el Nuevo Banco de Desarrollo.”

Ahora es evidente que, si bien la declaración es terriblemente cuidadosa a la hora de eludir el contenido abiertamente antiamericano, los efectos de estas políticas, cuando se efectúen, materializarán una plataforma comercial no basada en el dólar estadounidense que permitirá los acuerdos de los BRICS entre los estados miembros y posiblemente servirá de puente para llegar a los no miembros. Rusia declaró en la Cumbre que su sistema de pagos del PESA está listo para ser ampliado para incluir a los miembros del BRICS.

Occidente liderado por EEUU siempre ha tenido en una lista negra a los países que se atreven a actuar con demasiada soberanía y fomenten relaciones con países que considera enemigos. Desde el 2010 expandió significativamente la lista de sus potenciales blancos, exportando caos como nunca antes – mediante golpes de estado, Lawfare, InfoGuerra, sanciones económicas, ejerciendo poder a través de sus Ngos y control monetario – a naciones que intentan establecer un balance entre Occidente y el mundo multipolar mismo. Esta intensificación de la Guerra Híbrida de EE.UU. y sus proxies contra el mundo llevó a muchos países a buscar urgentemente alternativas para viabilizar sus funciones económicas y financieras fuera de los juegos políticos y los tantrums de Occidente. 

Occidente ejerce presión contra los países desconectándolos de servicios de pago internacional, como el SWIFT y los sistemas de tarjeta de crédito occidentales, por lo que Rusia y China han creado y optimizado sus propias alternativas de estas tecnologías transaccionales, como el Sistema Mir y UnionPay respectivamente. Su uso parece ser inestimable para la mayoría de los estados del Sur Global que busquen el fortalecimiento de sus soberanías. Suplir esta necesidad de sistemas monetarios y mercantiles alternativos, y también de monedas de reserva alternativa, son un intento de socavar las herramientas occidentales de caos económico del dólar estadounidense y los DEG del FMI. Desde 1973 EEUU opta por un sistema menos regulado de cambios flotantes, de facto desatando la creación monetaria de la realidad de las limitaciones de un estándar monetario mundial fijo con cantidades finitas, en esencia es una deformación del sistema de Bretton Woods. De aquí en adelante comienzan las presiones sobre la demanda global de dólares de los EE.UU. amenazando dicha economía. El gobierno de los EE.UU. ayudado por su corporatocracia forzaron la adopción del dólar en el Sur Global para con ciertas transacciones con los países del mundo, y encuentran una referencia de cambio que les permite conservar la supremacía del dólar artificialmente a través del mercado del petróleo entre otros. Esta adopción obligatoria al dólar fuerza a los países importadores y exportadores del mundo a comprar dólares de la Reserva Federal de EE.UU., la única institución autorizada a emitir dicha moneda. Es imperativo recalcar que la red SWIFT misma fue creada en 1973 justo en el medio de estos cambios y desde entonces brinda información transaccional entre usuarios permitidos a usarla por Occidente liderado por EE.UU.

Las instituciones económicas / financieras multipolares, así como los proyectos Sur-Sur ya en función, sirven como plataforma de apoyo para que esos estados fuertes que ya tienen soberanía puedan optimizar sus capacidades, fomentando la diplomacia multipolar entre ellos. Esto permite crear verdaderas alternativas comerciales, mercantiles y financieras de los productos o servicios controlados por las principales naciones occidentales. Pero ¿qué pasa con aquellos estados que quieren ser soberanos pero que por diferentes circunstancias, ya sea una debilitante Guerra Híbrida de décadas por parte de EE.UU. y la UE – posiblemente algunos de sus vecinos – o por simple incompetencia geoeconómica, son incapaces de alcanzar el crescendo de ser estados soberanos, capaces de funcionar de forma independiente?, ¿Qué métodos y prácticas podrían facilitar que estos Estados débiles puedan unirse al resto del mundo libre multipolar y alcanzar su potencial sin miedo rompiendo las cadenas neocoloniales de Occidente liderado por EE.UU.? ¿Pueden las naciones multipolares que gozan de un mayor grado de independencia – y que, por lo tanto, cosechan las recompensas de controlar su propia economía y sus finanzas – ofrecer ayuda adicional a los estados capturados en la hostil órbita de los estados occidentales? 

A medida que el mundo avanza gradualmente hacia la multipolaridad, estas preguntas, que también eran pertinentes en la Guerra Fría original han reaparecido en esta Nueva Guerra Fría. La capacidad de ser neutral es algo poderoso. La posibilidad de ser neutral y no ser destruido – política o económicamente – por una de las partes en disputa es una fuerte capacidad que todo estado debe tener, pero que no todos poseen. Esta vulnerabilidad les lleva, penosamente, a ser esclavos de otros estados más fuertes que les controlarán con el palo y la zanahoria – mediante el castigo – si intentan ser neutrales y protegiendo a su Estado de ser partícipe en intriga foránea agresiva.5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: