Design a site like this with WordPress.com
Get started

América Latina y el Caribe en la ONU sobre las anexiones de Rusia

Escrito por Miguel Santos García via OneWorld


Los votos, abstenciones y ausencias fueron muy interesantes y evidencia de una genuina resistencia internacional, ya que Rusia tiene el apoyo de sus socios multipolares como China e India para abstenerse de votar.

El artículo examina e identifica fenómenos geopolíticos que explican el patrón de votación de los países de América Latina y el Caribe en la reciente Asamblea General de la ONU. También explora el proceso de intensificación de la Guerra Híbrida en lo que se ha transformado ahora en una Nueva Guerra Fría que envuelve a las Américas, desatada después de la pérdida de terreno político global que el Occidente liderado por Estados Unidos ha sufrido en la transición global sistemática a la multipolaridad. El pasado 12 de octubre de 2022 se realizó una votación en la Asamblea General de la ONU sobre una resolución sobre la integridad territorial de Ucrania. Los resultados finales fueron que 143 países votaron a favor de la resolución con los otros 50 países miembros de una forma u otra oponiéndose a su manera, con 5 votos en contra + 35 abstenciones + 5 ausentes de la votación en sí. Esta agrupación de 50 países después de sumar los diversos votos soberanos que no estaban a favor de la resolución puede considerarse en contra de la resolución.

La resolución de la Asamblea General patrocinada por Occidente fue pensada como una respuesta, aunque meramente simbólica y mediática, a la anexión de Rusia a través de referendos de las regiones ucranianas de Donetsk, Luhansk, Kherson y Zaporizhzhia el mes pasado. Rusia quería que los votos de la ONU fueran secretos para que los países pudieran expresar su voluntad sin sentir la presión de los Estados Unidos, pero la ONU rechazó esa solicitud, optando por un sistema de votación abierto. Para que las Naciones Unidas sean aún más eficaces y coherentes en el tratamiento de las situaciones internacionales, deben comprender el contexto actual de la Nueva Guerra Fría, de la que hay plena evidencia histórica de cómo los países medianos y pequeños vulnerables a las guerras híbridas son cooptados para votar en las organizaciones internacionales por un lado a fin de no ser castigados con represalias muy reales.

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, había pedido a los países que votaran en contra de la resolución, calificándola de “documento politizado y abiertamente provocativo” y denunciando a sus patrocinadores como “chantajistas occidentales sin escrúpulos”. Lamentó que la votación no fuera secreta, como pretendía Rusia, sino que la asamblea rechazara. Nebenzia reiteró que los referendos eran válidos, ya que las poblaciones de estas regiones no quieren regresar a Ucrania.

Nicaragua, que está gobernada por los valientes sandinistas, se encuentra entre los países que votaron en contra de la resolución junto con Bielorrusia, la República Popular Democrática de Corea, Rusia y Siria. De los 35 países que se abstuvieron, una gran parte de estos fueron naciones africanas junto con gigantes como China e India, con América Latina contribuyendo con 3 abstenciones de Bolivia, Honduras y Cuba. Mientras que Venezuela y El Salvador optaron por ausentarse físicamente de la votación de la Asamblea General de la ONU junto con Irán, Burkina Faso y otros. Esto suma 6 países latinoamericanos/caribeños que de una u otra manera no votaron a favor de esta resolución hueca y politizada.

Evidentemente en esta última votación hubo una disminución en el número de países que resistieron la presión de Occidente liderada por los Estados Unidos en el contexto de la Nueva Guerra Fría que castiga la neutralidad y la soberanía de los estados-nación. Estados Unidos y los países de las alianzas occidentales como la OTAN y las redes de los 5 ojos lograron arrinconar a los estados latinoamericanos con mayor precisión que en votaciones anteriores y dar forma a su apoyo en la Asamblea General. Por lo tanto, esta votación sería la cuarta resolución aprobada con resultados variables desde el comienzo de la Operación Militar Especial en Ucrania que comenzó el 24 de febrero. Sin embargo, la votación de la ONU demostró lo poco que ha cambiado el panorama dado que cuando los miembros de la ONU votaron a favor de una resolución similar para condenar la Operación Militar Especial rusa el 2 de marzo de 2022, menos de una semana después de su inicio, lo que resultó en que 141 países votaron a favor, con 35 abstenciones y 5 votos en contra.

En el Caribe, Cuba fue uno de los países que se abstuvo de votar de tal manera que muestra su neutralidad de principios y que son países verdaderamente soberanos que no se dejarán utilizar en complots geopolíticos contra terceros países. Políticamente, el Caribe sigue siendo satélite de los Estados Unidos, básicamente un colectivo de estados capturados que son extremadamente vulnerables económicamente, con muchos que tienen menos de 1 millón de personas en la población como tales, pero aun así, su voto tiene el mismo peso, al menos para fines simbólicos y mediáticos, que los otros países en la Asamblea General. Y los que tienen más de 1 millón de personas en población como Haití, Trinidad Tobago, República Dominicana, Jamaica y Puerto Rico todavía están altamente arraigados dentro del orden imperial de los Estados Unidos y necesitan urgentemente políticas sólidas de Seguridad Democrática. Su dependencia económica de los Estados Unidos es tal que no pueden permitirse actuar de manera soberana y neutral en este tipo de votación. Ciertamente, varias islas del Caribe han aumentado los obstáculos contra los ciudadanos rusos que reciben servicios y procedimientos mediante la aplicación de sanciones entre Estados Unidos y la UE desde el 24 de febrero al comienzo de la Operación Militar Especial de Rusia en Ucrania.

Esto ha intensificado la presión que el Occidente liderado por Estados Unidos está ejerciendo para controlar los estados caribeños y América Latina en general. En lo que solo puede describirse como una campaña sistemática de chantaje, guerra jurídica, comportamiento mafioso, piratería, apoyo abierto a los opositores al gobierno electo de la región y un redoblamiento e intensificación del Orden Basado en Reglas de la Doctrina Monroe. En la práctica, el personal diplomático estadounidense no es más que agentes de sabotaje, engaño y caos económico y político en toda la región que actúan abiertamente como virreyes, no como socios. Cuanto más vulnerable es el estado caribeño, menos se atreven a exhibir soberanía y corren el riesgo de enfurecer a los Estados Unidos contra ellos, a pesar de que a menudo desean poder permanecer neutrales y dejar que las partes involucradas se ocupen de sus propios problemas y situaciones.

El gobierno ruso ya tiene una comprensión bastante precisa del contexto de la Guerra Neo Fría y con un aumento de una guerra híbrida multifacética, por un lado Lawfare, por otro lado Guerra de Información junto con un apoyo masivo a los grupos que se oponen a los gobiernos electos en América Latina. Por lo tanto, muchos observadores ya previeron que Occidente liderado por los Estados Unidos redoblará sus esfuerzos para reducir el número de países que se han resistido a demonizar y condenar a Rusia para protegerse de la expansión de la OTAN a través de Ucrania que buscaba neutralizar las capacidades de segundo ataque del gigante euroasiático.

Gran parte de lo que se conoce como el Sur Global se abstuvo con los BRICS casi votando al unísono, pero no del todo, ya que Brasil votó a favor de esta resolución, tal como deseaba el Occidente liderado por Estados Unidos, mientras que Rusia, India, China y Sudáfrica lograron agruparse en un sólido frente RICS. Brasil tiene la suerte de tener cualquier fertilizante disponible para sus cultivos, pero gracias a Rusia Bolsonaro pudo gobernar un Brasil bien alimentado y próspero en esta coyuntura global tan difícil. Sin embargo, el gobierno del presidente brasileño no fue capaz de mostrar su soberanía al enunciar una neutralidad de principios como India ha logrado hacer tan magistralmente. Aunque es posible que Rusia tenga algún entendimiento bilateral con Brasil y pueda ofrecer apoyo a Rusia más tarde en una situación más apremiante que esta votación simbólica. Sea como fuere, la sociedad brasileña está experimentando presiones sistemáticas creadas por las elecciones brasileñas en curso. Lula ganó el 48% de los votos en la primera ronda de las elecciones el 2 de octubre, frente al 43% de Bolsonaro, preparando el escenario para una segunda vuelta competitiva el 30 de octubre. Es posible que el gobierno de Bolsonaro haya hecho un cálculo de que es mejor no enojar a los Estados Unidos en un momento tan delicado que hará que los Estados Unidos metan su mano decepcionante y coloquen más recursos en apoyo de Lula, como ya se vio de alguna forma con Bernie Sanders atacando a Bolsonaro. La sociedad civil brasileña se ha convertido en una carrera ferozmente polarizada que ha estado en gran parte desprovista de debate político y llena de pasiones, con la población y los dos candidatos recurriendo a ataques personales para mostrar su apoyo.

En cuanto a Argentina, el gobierno actual tiene un gran aprecio por Rusia y busca integrar al país sudamericano en el mundo multipolar. El propio presidente Fernández le dijo al presidente Putin a principios de febrero de 2022 sobre cómo podrían hacer “… Argentina se convierte de alguna manera en una puerta de entrada para América Latina para que Rusia pueda ingresar a América Latina de una manera más decisiva”. Por otro lado, Argentina tiene muchos problemas políticos, económicos y financieros que dificultan la realización de sus objetivos geoeconómicos. La Argentina de Fernández está bajo una enorme presión ya que el gobierno de los Estados Unidos ha facultado al poder judicial argentino para actuar contra su propio poder ejecutivo con la ayuda de una parte notable de los medios de comunicación del país sudamericano que actúan como agentes de guerra de información híbrida contra el gobierno de su propia nación. A estos inmensos problemas políticos se suman otros de carácter económico y financiero y a la debilitante inflación que experimenta el pueblo argentino. El primer tema tiene que ver con el endeudamiento con los tenedores de bonos privados y luego con el Fondo Monetario Internacional por parte del gobierno de Mauricio Macri. No tiene endeudamiento en pesos porque fue la decisión tomada por el gobierno desde Martín Guzmán de financiarse en moneda local. Y el segundo tema que llevó a Argentina a esta vulnerabilidad ya durante el gobierno de Alberto Fernández tiene que ver con la pandemia. Estos son problemas sistémicos heredados por el gobierno de Alberto Fernández dejándolo sin más remedio que continuar con una política tan debilitante. Las primeras, como digo, tienen que ver con el endeudamiento de los gobiernos de Macri y anteriores. El segundo con una política de rescate del sector privado y los trabajadores informales, o sectores que estaban desempleados durante la cuarentena, y el estancamiento económico que resultó después de COVID-19.

Los votos, abstenciones y ausencias fueron muy interesantes y evidencia de una genuina resistencia internacional, ya que Rusia tiene el apoyo de sus socios multipolares como China e India para abstenerse de votar. Por lo tanto, gran parte del Sur Global está registrado para demostrar que no están de acuerdo con esta resolución patrocinada por Occidente liderado por Estados Unidos. La votación de la Asamblea General tenía por objeto condenar los referendos rusos y la anexión de las cuatro regiones. Sin embargo, lo que demuestran estos últimos votos es que Rusia tiene un largo camino por recorrer antes de que las naciones de la región de las Américas con las que tiene más conexiones comerciales, como Argentina, Brasil y México, se sientan cómodas, y sean más sólidas geoeconómicamente, para enfrentarse a los Estados Unidos y preservar las relaciones y la neutralidad en el escenario internacional.

Advertisement

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: