Design a site like this with WordPress.com
Get started

Visión estratégica de la intensificación en la Guerra Híbrida de Estados Unidos contra Paraguay

Escrito por Miguel Santos García via OneWorld


A partir de estas acusaciones contra el ex presidente de Paraguay, Horacio Cartes, se desarrollaron en el país una serie de acontecimientos que constituyen un golpe de Estado blando en curso.

EEUU viró el mundo político paraguayo patas arriba en un nuevo ciclo de Guerra Híbrida contra la nación sudamericana empleando sanciones y alegaciones de corrupción contra miembros de su clase política. El artículo se centra en las incidencias de estas sanciones y alegaciones y su impacto en las dinámicas políticas paraguayas. El 22 de julio de 2022, el gobierno de Estados Unidos sancionó al expresidente paraguayo, Horacio Cartes, quien gobernara de 2013 al 2018, al incluirlo en la lista Engel de personas que el Departamento de Estado de EEUU consideran “significativamente corruptas” quedando así prohibida su entrada al país norteamericano así como sus bienes congelados.

El anuncio se realizó en una conferencia de prensa por Marc Ostfield, embajador de EEUU para Paraguay en la capital de dicha nación suramericana, y conjuntamente, por Antony Blinken, secretario de Estado que emitió un comunicado en Washington. Asimismo el anuncio de Ostfield tuvo como antesala gran expectativa y euforia por políticos paraguayos de corte de izquierda lo que demuestra conocimiento de antemano y sincronización por su parte. A partir de estas alegaciones contra el ex presidente de Paraguay, Horacio Cartes, se desarrollan una serie de eventos en el país que constituyen un golpe de estado blando continuo. La Lista Engel sirve como un dispositivo con el cual EEUU regula la gravedad y la logística de sanciones en una Guerra Híbrida dada. Esta Ley de Compromiso Reforzado entre los Estados Unidos y el Triángulo Norte se aprobó en 2020 para supuestamente sancionar a los actores involucrados en actos de corrupción o ataques a la democracia en la región de latinoamérica. Sin embargo es más que una lista, es un nexus para la información que reciben de sus diferentes elementos proxies dentro de Paraguay.

Tras la primera ronda de Guerra Híbrida en julio contra el expresidente Cartes, al mes siguiente se efectuó una segunda ronda de acusaciones en esta vez contra el vicepresidente mismo de Paraguay, Hugo Velázquez, al este ser incluido en la lista Engel el 12 de agosto de 2022. El Vicepresidente Velázquez era un aspirante a ser candidato por el Partido Colorado en las elecciones presidenciales del 2023 si ganaba las próximas primarias internas de dicho partido en diciembre de 2022. Pero el mismo día que fue señalado por el personal del Departamento de Estado de EEUU anunció públicamente que renunciaba a su cargo como vicepresidente. Sin embargo, días después el 18 agosto 2022, Hugo Velázquez realizó una conferencia de prensa para dejar claro que no renunciará a su cargo pues las alegaciones hechas en su contra no se ha presentado evidencia ni, no se le ha acusado formalmente de corrupción por Estados Unidos en ningún nivel. Hugo Velázquez, desistió de formalizar su renuncia al cargo de vicepresidente y anticipó que solicitará a los organismos correspondientes en EEUU las pruebas de las acusaciones en su contra. 

Paraguay está atravesando un golpe de estado suave técnico contra la figura de la vicepresidencia de la república, la fiscalía y el proceso electoral en general. Lo que llevó a Hugo Velásquez inicialmente a renunciar a su cargo, al haber asumido que las alegaciones hechas por personal del gobierno estadounidense estaban acompañadas con procesos criminales y evidencia. Si bien por un lado Hugo Velazquez confirmó que seguiría ejerciendo su cargo como vicepresidente de Paraguay, por otro lado formalizó su sustitución por Arnoldo Wiens a la precandidatura de la Presidencia de la República por el movimiento oficialista Fuerza Republicana. Un Comunicado del 18 de agosto 2022 por el vicepresidente Hugo Velazquez explica por qué no renunció a su cargo como había dicho originalmente, lee como sigue:

“[…] He decidido no renunciar a la Vicepresidencia de la República debido a que, como a cualquier ciudadano paraguayo, me ampara el Derecho Constitucional a un Debido Proceso y fundamentalmente la Presunción de Inocencia.

Solicitaré a los organismos pertinentes sobre los detalles de lo que me acusan: un supuesto intento de soborno a un alto funcionario público local, a través de otra persona; algo que niego categóricamente y jamás ocurrió.

Recién ayer por la noche recibí la confirmación de que el Ministerio Público, el órgano encargado de llevar a cabo las investigaciones sobre hechos punibles en Paraguay, no tiene una Causa abierta en mi contra y solicitará un Informe detallado con datos concretos a la Embajada de los Estados Unidos de América. Cuando hablé inicialmente sobre mi renuncia al cargo, lo hice porque supuse ante las declaraciones, de que existía alguna investigación en curso, lo cual acredité que no es así. Por ello, recurriré incluso a las instancias judiciales estadounidenses para limpiar mi nombre y el de familia. Quiero aclarar, además, que mi renuncia a la precandidatura a la presidencia es inamovible y reafirmo mi total apoyo al compañero Arnoldo Wiens así como a mi movimiento Fuerza Republicana […]”

Estas alegaciones del gobierno estadounidense incluyeron también a Juan Carlos Duarte, exfiscal y amigo del vicepresidente, cuya inclusión en la lista Engel implica que no pueden ingresar al país norteamericano, ni sus familiares. Las alegaciones contra el expresidente, contra el vicepresidente y el exfiscal buscan delimitar procesos políticos, canalizando así procesos electorales que deberían ser netamente soberanos. Con esta ronda de sanciones, alegaciones y engaño político desencadenado por EEUU y sincronizado con grupos de políticos paraguayos actuando como proxies pro estadounidenses llamaron a una conferencia de prensa en el medio de todo este caos político para pretender llevar adelante un juicio político contra la fiscal general de Paraguay, Sandra Quiñónez, pero este intento fracasó por falta de votos en la Cámara de Diputados. La Sra. Quiñónez fue designada bajo el gobierno de Cartes y como fiscal es conocida por su eficiencia en luchar contra actos terroristas en Paraguay como el secuestrado y asesinato de Cecilia Cubas, y en la lucha contra las guerrillas de EEP y la FARC.

La injerencia política tiene lugar cuando un gobierno foráneo inicia procesos o alegatos contra un expresidente u oficial paraguayo electo democráticamente. Por lo que de tener algún pendiente con la justicia este debe ser resuelto por el proceso judicial de la república de Paraguay. La Guerra Híbrida contra Paraguay toma la forma de un golpe de estado suave justo en un proceso electoral de primarias políticas. Esto evidencia que uno de los posibles objetivos de este golpe de estado es efectivamente filtrar los candidatos para así controlar las vías mismas al poder. Lo que es igualmente preocupante son los grupos de políticos que desde un semblante de izquierdas sirven como proxies para con el gobierno estadounidense dentro del país sudamericano. En el 2012 el para entonces presidente de Paraguay Fernando Lugo fue sacado del poder de la presidencia en un golpe de estado mediante Lawfare donde fue destituido como presidente de Paraguay en un juicio político de un día de duración.

EEUU lleva años usando la temática del contrabando en la región para continuar la presión de Guerra Híbrida de infoguerra sobre el Paraguay, repitiendo noticias falsas para los medios paraguayos sobre supuestos nexos de la organización Hezbolá con la triple frontera. Sin embargo, la razón real es que en la Ciudad del Este, justo en la triple frontera, sirve de nexo para el ingreso de capitales del Medio Oriente y de Asia. Esta vez en conexión con el secuestro ilegal del avión venezolano retenido por Buenos Aires a petición de EEUU para justificar la militarización estadounidense de la triple frontera. Actualmente hay negociaciones para la construcción de una base militar de EEUU en la zona en la cual convergen Brasil, Argentina y Paraguay en un intento de resistir la influencia multipolar en la región, especialmente las relaciones comerciales indirectas entre Paraguay y China vía la Ciudad del Este.

En el momento actual con el secuestro del avión de Venezuela por el gobierno argentino a petición de los Estados Unidos. El plan de juego que siguen los que orquestaron este Golpe de Estado suave en Asunción es que para las próximas elecciones no exista otra opción que candidatos pro estadounidense que faciliten un dominio suma cero del gigante norteaméricano sobre Paraguay. Existe un debate dentro del estado paraguayo sobre incrementar el comercio y establecer relaciones bilaterales con la República Popular China. Documentos informaban que individuos cercanos a Hugo Velásquez estaban por acercarse más a China. Paraguay es, junto con Belice, Guatemala y Honduras de los pocos países que todavía tienen relaciones oficiales con la isla de Taiwán por encima de China. El secretario de Estado Blinken recomienda severamente que Paraguay fortalezca sus relaciones con Taiwán y evite reconocer a China. Taiwán por su parte acusa a Beijing de ofrecer vacunas contra el Covid de fabricación china para presionar a Paraguay a romper los lazos con la isla. El imperio norteamericano está perdiendo el control de suma cero que ejercía sobre sus vasallos en América del Sur debido a la transición global hacia la multipolaridad, especialmente en cuanto a las relaciones con Taiwán y con China en tono con la Guerra Híbrida. Por lo que Washington presiona constantemente para suprimir el comercio de facto entre China y Paraguay. 

Dicha narrativa de contrabando y hezbolá emerge siempre que la embajada estadounidense necesita justificar su injerencia, sus golpes de estado y sus ultimatums militares de solidificar las relaciones con Taiwán. De esto se desprende que EEUU entiende que Paraguay debe minimizar relaciones con China, lo que básicamente significa que un estado foráneo establece la política geoeconómica de Paraguay en un afronte fatal a su soberanía. Sin embargo, entendamos, las sanciones, el sabotaje politico y el asesinato de caracter – sincronizado con proxies pro EEUU en Paraguay – que EEUU perpetro contra una serie de miembros de la clase política paraguaya. Buscado una consolidación del proceso electoral que favorezca a los proxies de EEUU en Paraguay, aquellos que facilitan la entrega de la soberanía paraguaya. Esta situación de injerencias neocoloniales posiblemente termine por dejarle claro a los países que aún mantienen relaciones con Taiwán que dichas relaciones no los hace inmunes de ser desestabilizados por una Guerra Híbrida estadounidense, sino todo lo contrario, los predispone a siempre ser regulados constantemente desde el exterior. Estar en el bolsillo de EEUU es la situación más peligrosa y vulnerable en que una nación puede estar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: