Design a site like this with WordPress.com
Get started

Comparación de Bukele con Hitler por senador de EEUU confirma escalada de la Guerra Híbrida contra El Salvador

Escrito por Miguel Santos García


La Guerra Híbrida librada por Estados Unidos en múltiples frentes contra El Salvador se había intensificado para noviembre de 2018 como castigo por entablar relaciones con China, aceptando que Taiwán es solo una provincia.

Ahora, dentro del contexto de la Nueva Guerra Fría, el imperio norteamericano redobla esfuerzos para limitar la creciente soberanía que El Salvador y su gobierno democráticamente electo ha mostrado en los últimos años. En agosto del 2018el pais rompió relaciones diplomáticas con Taiwán para establecerlas con China, y en 2022 siguió una neutralidad de principios respecto a la Operación Especial Militar rusa en Ucrania que comenzó en febrero. Desde entonces EEUU ha ampliado su mecanismo de defensa de la Nueva Guerra Fría contra este país de Centroamérica, buscando limitar y obstaculizar al gobierno de Nayib Bukele a través de ONGs e incluso mediante funcionarios del gobierno salvadoreño mismo. La presión ejercida contra esta nacion por la Guerra Híbrida estadounidense mediante amenazas, ultimatums y sanciones continua, esto a pesar que “La cooperación chino-salvadoreña no supone ninguna amenaza para los intereses de EEUU” como bien señaló Andrew Korybko en un artículo del 2021.

El gobierno de Bukele en 2021 hizo que Bitcoin fuera de curso legal junto con el dólar. Prontamente el Fondo Monetario Internacional y las agencias de calificación – usuales instituciones de guerra económica de Occidente – expresaron su preocupación por la movida monetaria. Meses después, en febrero del 2022, los senadores estadounidenses Bob Menendez y Jim Risch solicitaron una investigación sobre la adopción de Bitcoin por parte de El Salvador. Que los paises del Sur Global se hagan soberanos es algo que aterra a EEUU, estos prefieren que sus vasallos centroamericanos conozcan su lugar y sus límites y que su comportamiento no se separe de aquellos fines consagrados por sus gobierno y sus oligarquías. El rol de Centroamérica bajo dominio de EEUU es ser un estado siervo, cuyo fin es satisfacer las necesidades económicas y políticas de estados foráneos y no las suyas nacionales, ejemplificando la definición más básica de neocolonialismo

El pasado 28 de julio 2022 el senador demócrata Bob Menéndez en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado mientras entrevistaba al candidato a embajador estadounidense para El Salvador realizó una serie de comentarios que evidencian la gravedad de la Guerra Híbrida contra El Salvador. Como si fuera poco, Menéndez también comparó al Presidente Nayid Bukele con Hitler, y lo acusó de pactar con el crimen organizado. He aquí los trozos más significativos de la grabaciones: 

Senator Bob Menéndez: In Nicaragua Daniel Ortega has become what he once fought to overthrow a ruthless dictator his disdain for democracy and decency are attest to the international community as we confront the rising global tide of authoritarianism. In El Salvador President Bukele is wielding populism and new digital tools to perpetuate a cult of personality even as he undermines El Salvador’s democratic institutions at an alarming rate. […] 

Our Renacer Act lays out congressional guidance on suspending Nicaragua from the CAFTA (Central America Free Trade Agreement) trade agreement and I know it’s a powerful tool, the same thing with El Salvador. […]  Mr Duncan I was a little surprised at your response to Senator Rubio about president Bukele’s popularity, Hitler was popular, Putin is popular in Russia, it doesn’t mean that because a person is popular in their country that in fact we don’t press extremely hard on violations of human rights and democracy are we agreed on that? […] So we have an increasingly challenging situation in El Salvador, one that threatens both the future democracy and the country in bilateral relations with the United States. Over the last two years president Bukele has presided over a number of alarming setbacks for democratic governments, undermining judicial independence intimidating opposition lawmakers by using security forces to occupy the legislature negotiating political pacts with gangs regularly attacking journalists and media outlets and in addition to these actions Bukele has also repeatedly used his network of Twitter trolls to attract and to attack and threaten not only government critics within El Salvador but also United States officials including my colleague in the house of representatives congresswoman Norma Torres. It’s amazing what he is doing directing against a member of the United States congress and former ambassador Gene Manz […] What other steps do you believe the United States needs to take to prevent further democratic backsliding in El Salvador? 

Nominee Duncan: Senator […] I agree with you there have been a number of developments in El Salvador over the last two years that are concerning. When it comes to the strength and the health of El Salvador’s democracy I think we have made judicious use of the various sanctions tools that congress has given us to highlight some of those problems whether it’s the removal of the supreme court magistrates in the constitutional chamber, the gang truce that you referred to or other acts of either corruption or acts that tend to undermine democracy and I think we need to continue using those tools appropriately judiciously but we need to keep using them to send the message that El Salvador’s best future lies on the path of democracy.

En efecto, hay varios elementos que desgranar de lo que se dijo en las grabaciones del comité, quisiera dar atención a cómo estos funcionarios electos de EEUU – así como su complejo de ONGs – usan las palabras corrupción y democracia como escudo y como código para disfrazar lo que realmente les interesa, que es neutralizar la creciente soberanía de países del Sur Global como El Salvador cuyo gobierno es cada vez más soberano buscando progresar para fortalecer los intereses salvadoreños. El Senador Menéndez amenaza abiertamente a ambas Nicaragua y El Salvador de ser castigadas si continúan sus conducta soberana, insistiendo que desea excluirlos del CAFTA-DR. Este tratado compuesto por Estados Unidos y Costa Rica, la República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua regula numerosas cuestiones comerciales, y al ser controlado por EEUU simplifica la administración neocolonial de las economías de varios países a la misma vez. Esto a su vez sirve a los intereses comerciales de los Estados Unidos que controla la otorgación de contratos desde lejos. Esto hace vulnerables a los países centroamericanos que firmaron el tratado, puesto que sobreexpone profundamente sus economías a la manipulación del poder de las empresas estadounidenses ya que su inclusión o exclusión del mismo esté condicionada

En una conferencia de prensa de julio 2022, Patrick Ventrell quien es el director de Asuntos Centroamericanos para el Departamento de Estado de EEUU, anunció nuevas sanciones a funcionarios del gobierno de Nayib Bukele, las cuales fueron acompañadas por sanciones contra Honduras y Nicaragua en una ampliación de la Lista Engel. La Ley de Compromiso Reforzado entre los Estados Unidos y el Triángulo Norte se aprobó en 2020 para sancionar a los actores involucrados en actos de corrupción o ataques a la democracia en la región centroamericana, pero es más que una lista, es un nexus para la información que reciben de sus diferentes elementos proxies dentro de El salvador, es decir, que la lista contiene sus propias redes de información y acción, esto sin contar a las ONGs afines que son parte de esta infraestructura de decepción. Según Ventrell “Es una lista bien seria y obviamente la sanción de no poder entrar a Estados Unidos es algo grave para muchas personas, pero como mencioné tenemos otras herramientas […] Siempre estamos investigando y recibiendo información, estas decisiones están basadas en muchísima información que obtuvimos a través de nuestras misiones en el exterior y toda la información que tiene el Gobierno de EEUU”. La lista facilita la sincronización de las redes de funcionarios, abogados y ONGs pro estadounidenses que se encargan de recabar la misma. Entiéndase la Lista Engel como un dispositivo con el cual EEUU puede regular la gravedad y la logística de sanciones económicas de la Guerra Híbrida. El gobierno de El Salvador aunque no sea partidario de ideologías revolucionarias de izquierda como Venezuela, Cuba o Nicaragua, es considerado algo peligroso – aunque no al grado de los otros mencionados – porque el imperio anglosajón teme la soberanía económica, política y en materia de seguridad de países del Sur Global.

En septiembre del 2021 incluyó en su lista de sanciones a cinco magistrados de El Salvador por supuestamente “socavar la democracia”, sin embargo la razón real es que estos interpretaron la Constitución salvadoreña de manera que el presidente Bukele pudiera presentarse a la reelección presidencial una vez terminado su actual mandato en 2024 esto es un tajante intento foráneo por impactar procesos internos relacionados presidencia de El Salvador. En diciembre del 2021 EEUU sancionó a dos funcionarios de El Salvador por supuestas negociaciones con las pandillas salvadoreñas, por las que no ofrecen evidencia tangible además de acusaciones sin fundamento por los proxies de EEUU dentro en la nación centroamericana. Sin embargo, esta acusación es algo ominosa porque el gobierno de Bukele justamente lo que ha logrado intensamente es neutralizar pandilleros, pacificar regiones y rehabilitar económicamente dichas áreas rescatadas del terror del crimen organizado. No obstante, bajo el liderazgo de Bukele y su Plan de Control Territorial se han arrestado a más de 40,000 elementos del crimen organizado, liberando a la población de un cautiverio y descuartizando al defacto sistema de narcotráfico y cobro por protección criminal que era pagado como una forma de impuesto. Poblaciones enteras de ciudadanos así como de inmigrantes vivían bajo un segundo gobierno de capataces criminales. El Presidente Bukele declaró un estado de excepción pensado estratégicamente para fortalecer la Seguridad Democrática, mientras han sido los medios de los países occidentales, las ONGs y otros proxies de EEUU dentro y fuera de la nación centroamericana, aquellos protegiendo a los pandilleros del estado salvadoreño en una macabra sincronización de esfuerzos.

La Guerra Híbrida de Terror propiciada por las gangas terroristas complementa la Guerra Híbrida económica de sanciones y la infoguerra a través de las redes de ONGs pro EEUU e instituciones internacionales como la ONU y la OEA dominadas por EEUU. Las ONGs así como los gobiernos y la prensa de los países del ‘Billón Dorado’, sincronizan herramientas de Guerra Híbrida que impactan el flujo de información y las noticias confundiendo a la población sobre lo que ocurre en realidad. Este siniestro apoyo indirecto a facciones criminales sigue – aunque en menor escala –  un modus operandi utilizado por los medios para cubrir el conflicto sirio desde 2013 para proteger a las fuerzas terroristas que asolaban al país árabe. Cuando las fuerzas rusas y sirias lograban hacer retroceder a las fuerzas mercenarias apoyadas por EEUU y la UE, había un espectáculo en los medios de esas mismas potencias humanizando a los terroristas para que se implantaran sanciones contra el gobierno de Assad. De igual forma cuando el gobierno de El Salvador realiza adelantos significativos en Seguridad Democrática la prensa del ‘Billón Doradollora

El Plan Control Territorial ha sido vital para ganar la guerra contra las pandillas ya que desde su lanzamiento logró la reducción sostenida de homicidios, el estado recuperó el control de las cárceles, así como el entrenamiento de miles de nuevos elementos. Sin esta labor en materia de seguridad democrática no hubiera sido posible para El Salvador salir de la lista de los países más peligrosos del mundo,algo que logró en 2021, ni contar con el personal y el equipo necesario para ganar la guerra contra las pandillas y mantener la paz con las siguientes fases haciendo sostenible la seguridad a largo plazo, el preservar la paz y la productividad perdida por tantas décadas por lo que resulta muy difícil para el pueblo salvadoreño negar todo el bien creado con el Plan Control Territorial de Bukele junto a la neutralización de las pandillas, se logró en tres años lo que gobiernos pasados de El Salvador no lograron en tres décadas.

Al comprender plenamente que el estado de El Salvador ya se encuentra asediado e infiltrado por diversas estratas de agentes de Guerra Híbrida y que no hay forma de neutralizarlos insistiendo verbalmente ingenuamente que El Salvador es pro EEUU  o pro capitalismo – o que no es Nicaragua. Desde que se aceleró la transición global hacia la multipolaridad EEUU está operando bajo su Nueva Guerra Fría, en la que divide al mundo en dos campamentos. Para el Occidente liderado por EEUU es rutinario pedir la entrega total de la soberanía e independencia a las naciones de la región, como un culto de la muerte interamericano. El estado de El Salvador ya está en proceso de crear las bases para que exista Seguridad Democrática plena en el territorio al neutralizar a elementos de crimen organizado que operaban efectivamente como un ejército de mercenarios sobre la población. La Guerra Híbrida se prolongará en El Salvador intensificándose en el futuro previsible, ya que la soberanía mostrada por el país centroamericano – aunque bastante limitada en comparación con países soberanos del Sur Global – choca directamente con Estados Unidos que ha entrado de lleno en la Nueva Guerra Fría como mecanismo de defensa contra la transición sistémica global hacia la multipolaridad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: