Design a site like this with WordPress.com
Get started

La desdolarización de India de su comercio con Rusia inspirará a todo el Sur Global

Escrito por Andrew Korybko


Nadie debería dudar ni por un segundo de que Estados Unidos preferiría que todo el Sur Global capitulara ante sus demandas hegemónicas y así convertirse en los estados vasallos de esta potencia unipolar en declive, pero como es impotente para imponer su voluntad sobre cada uno de ellos, finalmente tendrá que conformarse con aceptar sus relaciones equilibradas entre todos los protagonistas de la Nueva Guerra Fría según el modelo que india ha sido pionera.

Reuters informó que India está desdolarizando rápidamente su comercio con Rusia al emplear una variedad de monedas asiáticas en su lugar, especialmente las de China y los Emiratos Árabes Unidos. Si bien se utiliza principalmente en este momento para comprar recursos como el carbón, debe darse por sentado que esto establecerá una nueva tendencia para la gama de su comercio a fin de evitar cualquier pretexto para provocar las llamadas amenazas de “sanciones secundarias” de los Estados Unidos. Eso a su vez inspirará a todo el Sur Global a seguir los pasos de Delhi.

Esta predicción optimista se basa en una base sólida. India, a diferencia de China, aspira a un equilibrio cuidadoso entre Estados Unidos y Rusia. La República Popular ya ha estado bajo una inmensa presión de Estados Unidos desde la guerra comercial del ex presidente estadounidense Trump, por lo que era de esperar que Beijing no abandonara Moscú bajo la presión de Washington. Delhi, por el contrario, había estado cultivando lazos igualmente estratégicos con ambos protagonistas de la Nueva Guerra Fría, por lo que no estaba claro si elegiría entre ellos.

Estados Unidos impuso una inmensa presión sobre la India para condenar y posteriormente sancionar a Rusia, sin embargo, Delhi se negó con orgullo ya que su liderazgo multipolar nunca cederá unilateralmente en ningún tema de interés nacional objetivo. La política de neutralidad de principios de la India no es única, ya que todo el Sur Global también la practica, como lo demuestran los países que se niegan de manera similar a sancionar a Rusia, pero Delhi fue un paso fundamental más allá al duplicar la dimensión euroasiática de su gran estrategia.

Lejos de mantener el status quo ante bellum de su asociación estratégica especial y privilegiada con Rusia, India lo expandió de manera integral hasta el punto de que Delhi se convirtió en la válvula insustituible de Moscú de la presión occidental y, por lo tanto, evitó preventivamente la dependencia potencialmente desproporcionada de su socio de Beijing debido a esas difíciles circunstancias económicas en las que se encontró repentinamente. Esta decisión no fue impulsada por el “oportunismo” como afirman algunos críticos occidentales, sino por una geoestrategia astuta.

India y Rusia aspiran a reunir conjuntamente un nuevo Movimiento de Países No Alineados (“Neo-NAM“) junto con su socio estratégico iraní compartido para crear un tercer polo de influencia en la actual fase intermedia bi-multipolar de la transición sistémica global a la multipolaridad. Con ese fin, los intereses nacionales objetivos de la India se sirven mejor si continúan expandiendo las relaciones con Rusia en todos los dominios, lo que explica su reciente empleo de monedas asiáticas para desdolarizar su comercio mutuo.

Todos los estados del Sur Global pueden aprender del ejemplo de la India. Ellos también pueden ganar al desdolarizar el comercio, ya sea con Rusia o con quien sea. Además, esos países vieron cómo la India equilibra con éxito entre los Estados Unidos y Rusia, que es precisamente lo que quieren hacer también. Ninguno de ellos quiere ser coaccionado para que ceda unilateralmente sus intereses nacionales objetivos en la Nueva Guerra Fría. Para evitar que eso suceda, primero deben asegurarse de que son inmunes a las amenazas de “sanciones secundarias”.

Ningún otro país puede inspirar al Sur Global de esta manera como la India. Esto se debe a que este estado de civilización del sur de Asia no es parcial en la Nueva Guerra Fría, que para recordarles a todos, se trata tanto de la competencia ruso-occidental como de la chino-occidental. Dado que Beijing también es un protagonista en esta lucha global, naturalmente se deduce que el Occidente liderado por Estados Unidos buscará presionar a aquellos estados del Sur Global que se consideran “demasiado cercanos” a él y / o alejarse de Occidente “demasiado rápido”.

Ahí radica la importancia de emular la neutralidad de principios de la India con respecto al equilibrio de los lazos entre todos los protagonistas de la Nueva Guerra Fría lo mejor que se pueda, lo que solo se puede lograr si se obtiene una soberanía genuina. El requisito previo para ello es inmunizarse preventivamente de las presiones económico-financieras, ergo la necesidad urgente de desdolarización. India demostró que esto se puede lograr sin arriesgarse a un empeoramiento de las relaciones con los Estados Unidos si se hace correctamente.

Dicho esto, nadie debería dudar ni por un segundo de que Estados Unidos preferiría que todo el Sur Global capitulara ante sus demandas hegemónicas y así convertirse en los estados vasallos de esta potencia unipolar en declive, pero como es impotente para imponer su voluntad sobre cada uno de ellos, finalmente tendrá que conformarse con aceptar sus relaciones equilibradas entre todos los protagonistas de la Nueva Guerra Fría según el modelo que india ha sido pionera. El camino de cada país hacia este objetivo será diferente, pero todos estarán inspirados en Delhi hasta cierto punto.

Advertisement

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: