La batalla de Mariupol fue sangrienta pero estratégicamente beneficiosa para Rusia

Escrito por Andrew Korybko via OneWorld


La liberación de esta ciudad es realmente un cambio de juego en el conflicto, por lo que el Presidente Putin dijo al Ministro de Defensa Shoigu que “quiero que todos (los que participaron en esta batalla) sepan que son héroes para nosotros y para toda Rusia”.

El anuncio del ministro de Defensa ruso, Shoigu, de que las Fuerzas Armadas Rusas (FAR) han liberado toda Mariupol, excepto la planta siderúrgica de Azovstal, en la que permanecen algunos neonazis, marca el final de la batalla más famosa hasta ahora de la operación militar especial que Rusia lleva a cabo en Ucrania.

El máximo responsable militar del país explicó la destrucción de la ciudad diciendo al presidente Putin que “en sus esfuerzos de resistencia, los nacionalistas utilizaron casi todos los edificios residenciales como emplazamientos fortificados. Los vehículos blindados y la artillería se colocaron en las plantas bajas, y los francotiradores tomaron posiciones en los pisos superiores. También había unidades separadas armadas con ATGMs. Los residentes fueron llevados a los pisos intermedios y a los sótanos y utilizados como escudos humanos. Se hizo en casi todos los bloques de pisos”.

Sin embargo, Shoigu también reafirmó que “Al liberar Mariupol, el ejército ruso y las unidades de la milicia popular de la RPD tomaron todas las precauciones para salvar vidas civiles“. A continuación, procedió a explicar en detalle estos esfuerzos y el número de personas que se salvaron. Teniendo en cuenta la conclusión de facto de la batalla, el ministro de Defensa aconsejó al presidente Putin que suspendiera el asalto previsto a la planta siderúrgica de Azovstal, a lo que el líder ruso accedió para no poner más en peligro las vidas de sus militares. En su lugar, ordenó que el lugar fuera completamente sellado y que se ofreciera de nuevo a los que estaban dentro la posibilidad de rendirse, prometiendo que recibirían la atención médica adecuada que necesitaran y que serían tratados de acuerdo con el derecho internacional.

Este hito en el conflicto ucraniano es una ocasión perfecta para reflexionar sobre la batalla de Mariupol, que provocó una intensa infoguerra de los medios de comunicación occidentales (MSM) dirigidos por Estados Unidos contra Rusia. Esta ciudad no es una cualquiera a orillas del mar de Azov, sino que es el cuartel general del infame batallón neonazi Azov. Eso explica por qué Shoigu informó al presidente Putin de que “En la ciudad se ha desplegado una gran cantidad de armamento pesado y material militar, incluidos tanques, los sistemas de lanzacohetes múltiples Smerch y Uragan, sistemas de artillería pesada y los complejos de misiles Tochka-U… La ciudad se ha abastecido de misiles, municiones, combustible y lubricantes, y provisiones de alimentos para hostilidades prolongadas”. En consecuencia, se informa que un gran número de mercenarios extranjeros también acudieron allí.

La liberación de Mariupol por la FAR y sus aliados del Donbass marca un punto de inflexión en los esfuerzos de Rusia por desnazificar Ucrania, que es uno de los objetivos más importantes de su operación especial. El Batallón Azov no podía rendir la ciudad sin luchar hasta el final, ya que su pérdida de control sobre ella representa el principio del fin de su movimiento etnofascista de ámbito nacional respaldado por Occidente.

Hay otras dos razones por las que lucharon tan ferozmente y en completa violación de las leyes internacionales que regulan la guerra, además de la simbólica, y es debido a la importancia geoeconómica y geoestratégica de la ciudad. La planta siderúrgica de Azovstal es un importante motor económico que podría rejuvenecer la región cuando el conflicto termine definitivamente.

El Batallón Azov y sus patrocinadores conjuntos de Occidente y Kiev no querían que los locales liberados lo utilizaran una vez terminada la batalla. A toda costa, no podían entregar a Rusia y a sus aliados lo que consideran una victoria económica, pero que no es más que permitir a los locales reconstruir su economía y la de la región en general. Por eso han querido que la FAR y sus aliados asalten el lugar en una épica batalla final que probablemente acabaría con su completa destrucción, algo que el presidente Putin decidió sabiamente no hacer. Independientemente del futuro físico de la planta siderúrgica de Azovstal, no se puede negar que la gran mayoría de Mariupol ha sido destruida debido a que el Batallón Azov utilizó casi todos los edificios residenciales como emplazamientos fortificados, exactamente como dijo Shoigu.

Esto también se hizo con motivos geoeconómicos retributivos en mente, pero también sirvió al propósito suplementario de alimentar la infowar antirrusa de sus socios occidentales. Esto se hizo mediante la difusión de noticias falsas en las que se alegaba que las FAR estaban llevando a cabo un supuesto “genocidio” en la ciudad, acusándolas falsamente de destruir indiscriminadamente todos los edificios residenciales como parte de un “castigo colectivo” contra la población. La razón para propagar esta narrativa armada era desacreditar los objetivos humanitarios de Moscú en el conflicto, presentándolos como hipócritas, ya que una de las razones por las que intervino fue para detener el genocidio de Kiev contra la población indígena rusa de Donbass. También pretendía imbuir a los socios occidentales de Kiev de un sentido de urgencia para enviarle más armas.

Estados Unidos ha estado exigiendo que sus vasallos europeos “hagan más” para ayudar a su guerra por delegación contra Rusia en Ucrania, a pesar de que esto es completamente contraproducente para los intereses objetivos del bloque. Sin embargo, conociendo sus inclinaciones hiperliberales, Estados Unidos se dio cuenta astutamente de que podía manipularlos para que cumplieran impulsando esta falsa narrativa del “genocidio”. Los gobiernos que siguieron desafiando su presión se arriesgaron a que Estados Unidos animara a algunos de sus ciudadanos a organizar una proto-Revolución de Colores para ejercer una presión adicional desde abajo para complementar la presión desde arriba de Estados Unidos. Dicho de otro modo, este aspecto de la infowar antirrusa de EE.UU. tenía como objetivo facilitar su reafirmación de la hegemonía sobre la UE mediante la fabricación de la falsa óptica que coaccionaría a los Estados objetivo para que cumplieran su mandato.

Una vez explicadas las dimensiones de poder blando y geoeconómicas de la batalla de Mariupol, ha llegado el momento de discutir las geoestratégicas que sirvieron de mayor motivación para que Kiev exigiera que el Batallón Azov luchara hasta el final después de infligir la mayor cantidad de daños a su ciudad.

Esta parte del mini-imperio antinatural de Lenin se considera generalmente favorable a Rusia, si no directamente pro-rusa. Sus habitantes participaron en el recién reconocido referéndum de independencia de la República Popular de Donetsk (RPD) en 2014, pero rápidamente fueron ocupados por las fuerzas de Kiev y sus aliados neonazis durante casi los últimos ocho años. No había duda de que apoyarían la reunificación con la RPD, lo que a su vez podría facilitar los planes especulativos de Rusia de establecer un llamado “corredor terrestre” hacia Crimea.

En cuanto a este escenario, los observadores extranjeros han pensado durante mucho tiempo que Rusia preferiría tener un corredor de este tipo si fuera posible, lo que de hecho acabó ocurriendo en la práctica tras las rápidas ganancias de la FAR a lo largo del sur de Ucrania en los primeros días de la operación especial. Mariupol seguía siendo el único reducto, desde donde los neonazis del Batallón Azov podrían haber utilizado sus armas almacenadas para lanzar contraataques devastadores desde detrás de las líneas. Esa es la razón militar-estratégica por la que la FAR se centró tan intensamente en liberar esta ciudad, aparte de las motivaciones de poder blando y geoeconómicas que se explicaron anteriormente. En relación con esto, también es la razón por la que Kiev ordenó al Batallón Azov que luchara hasta el final y causara el mayor daño posible a la ciudad.

La pérdida de Mariupol por parte del Batallón Azov tras su liberación por parte de la RAF y sus aliados del Donbass representa un punto de inflexión en el teatro de operaciones del Sur-Este de este conflicto. El “puente terrestre” con Crimea está ahora asegurado, y se especula que las partes cercanas de la Ucrania de la Rump podrían celebrar pronto sus propios referendos de independencia siguiendo los ejemplos de Crimea y el Donbass, que podrían resultar, de manera realista, en el reconocimiento por parte de Moscú como estados soberanos o quizás en la fusión con las Repúblicas del Donbass para avanzar en el llamado “Proyecto Novorossiya”. En cualquier caso, es prácticamente un hecho consumado en este momento que Kiev probablemente nunca volverá a recuperar la soberanía sobre esta antigua parte de Ucrania. Ese resultado, aparentemente inevitable, revolucionará geopolíticamente este rincón de Europa.

Por estas razones, la batalla de Mariupol puede calificarse de sangrienta pero estratégicamente beneficiosa para Rusia. Las bajas civiles son totalmente atribuibles a que el Batallón Azov violó el derecho internacional al utilizar edificios residenciales como emplazamientos fortificados y emplear una política de escudos humanos. La liberación de esta ciudad es realmente un cambio de juego en el conflicto, por lo que el presidente Putin dijo a Shoigu que “quiero que todos (los que participaron en esta batalla) sepan que son héroes para nosotros y para toda Rusia”. Esos militares se sacrificaron mucho para garantizar que los derechos humanos de la población local no vuelvan a ser violados con saña por los neonazis de Kiev. La gloriosa victoria que su lucha logró para su orgulloso estado civilización será recordada para siempre por sus compatriotas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: