Etíopes americanos demostraron que la política exterior puede determinar elecciones estatales

Escrito por Andrew Korybko via OneWorld


El Comité de Asuntos Públicos Etíopes Americanos (AEPAC) emitió un comunicado en el que afirmaba que miles de personas de la comunidad etíope-estadounidense, de aproximadamente 100,000 personas, cambiaron su voto de demócrata a republicano para protestar por la campaña de cambio de régimen del partido en el poder contra su patria.

Los expertos estadounidenses se esfuerzan por interpretar la sorprendente victoria de los republicanos en las elecciones de Virginia de esta semana, en las que la oposición ganó los puestos de gobernador, vicegobernador y fiscal general en el mismo estado en el que el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, venció al expresidente Donald Trump por un 10% hace apenas un año. Si bien las posiciones culturales, económicas y epidemiológicas de los candidatos del Partido Republicano definitivamente jugaron un papel importante en el resultado, los observadores no deberían descartar la influencia de la política exterior.

El Comité de Asuntos Públicos Americanos-Etíopes (AEPAC) emitió un comunicado en el que afirmaba que miles de personas de la comunidad etíope-estadounidense, de aproximadamente 100,000 miembros, cambiaron su voto de demócrata a republicano para protestar por la campaña de cambio de régimen del partido gobernante nacional contra su patria. No cabe duda de que esto influyó en los resultados y demuestra que la política exterior puede determinar las elecciones estatales, incluso las que tienen implicaciones nacionales como las últimas antes de las elecciones de mitad de mandato del próximo año.

La mayoría de los estadounidenses ignoran que su gobierno está librando una guerra híbrida contra Etiopía con el objetivo de restaurar en el poder a la facción más influyente del antiguo partido gobernante, el Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF), a pesar de que las autoridades etíopes la han calificado de organización terrorista. Esto se hace para frenar el ascenso del país como potencia regional en el geoestratégico Cuerno de África. Las posibles consecuencias de esta guerra no convencional contra el segundo país más poblado de África podrían ser su “balcanización”, ya sea formalmente en estados separados centrados en la identidad o informalmente a través de su partición interna de posguerra siguiendo las mismas líneas.

Estados Unidos reconoce la influencia continental que tiene este Estado históricamente independiente y antiimperialista para animar a otros Estados africanos a seguir su modelo pragmático de política exterior de equilibrio entre las Grandes Potencias en lugar de someterse a la presión estadounidense para reducir sus vínculos con China en el contexto de la actual Nueva Guerra Fría. Castigar a Etiopía de una forma tan inédita pretende servir de ejemplo en toda África.

La campaña activista de esta comunidad, que finalmente tuvo éxito, merece ser analizada un poco más a fondo. En primer lugar, demuestra que las personas de una determinada identidad (en este caso, las minorías étnicas y los inmigrantes) no siempre votan automáticamente a uno u otro partido como algunos han supuesto con condescendencia. Los demócratas no pueden dar por sentado el apoyo de su base tradicional como hicieron con los etíopes de Virginia.

En segundo lugar, aunque la palabra “woke” ha sido objeto de muchas burlas debido a las propuestas políticas radicales de algunos de sus creyentes en los últimos años, es posible abrazar este concepto de forma pragmática y seria, como acaba de hacer la comunidad examinada en el ámbito de la política exterior. Están “geopolíticamente despiertos” porque saben mejor que casi nadie en Estados Unidos lo que el gobierno estadounidense está haciendo en el Cuerno de África en estos momentos. En tercer lugar, los principios de algunas personas son tan fuertes que son lo suficientemente valientes como para romper las filas políticas con el fin de demostrar un punto que significa todo para ellos. Eso es precisamente lo que hicieron los etíopes estadounidenses en Virginia a principios de esta semana.

Se trata de lecciones cruciales a las que todo el mundo debe prestar atención, ya que podrían señalar la aparición de una nueva tendencia política interna. Los activistas apasionados de la política exterior de ciertas comunidades pueden marcar una diferencia significativa en la determinación de las elecciones de su estado. La política estadounidense en el Cuerno de África, considerada por la mayoría de los estadounidenses como una cuestión sin importancia, si es que muchos han oído hablar de esa región para empezar, desempeñó un papel desproporcionado a la hora de influir en unas elecciones que muchos consideraron de alcance nacional.

Uno sólo puede imaginar el impacto que pueden tener activistas similares de otras comunidades si votan en función de las cuestiones extranjeras que más les preocupan, especialmente en aquellos estados indecisos como Michigan que cuentan con importantes comunidades de inmigrantes que todavía se preocupan mucho por lo que ocurre en sus países de origen. Los etíopes estadounidenses castigaron a los demócratas en el poder por su desastrosa política en el Cuerno de África y, posteriormente, dieron un ejemplo para que otros grupos lo sigan durante las elecciones intermedias del próximo año, si son lo suficientemente valientes como para hacerlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: