Las 5 principales variables del conflicto en Afganistán

Escrito por Andrew Korybko via OneWorld


Todavía quedan varias variables que podrían seguir desestabilizando el país en el futuro próximo. La fulminante toma de Afganistán por parte de los talibanes puso fin a la fase más importante de la guerra civil del país, pero aún no ha concluido el conflicto por completo. Todavía quedan varias variables que podrían seguir desestabilizando el país en el futuro próximo. Estas son:

1. Estados Unidos y la OTAN prolongan su retirada más allá del plazo del 11 de septiembre

Los líderes occidentales están presionados por su pueblo para que no se retiren totalmente de Afganistán hasta que todos sus ciudadanos, e idealmente también sus aliados locales, sean evacuados de forma segura, pero ampliar el plazo más allá del 11 de septiembre supondría el riesgo de provocar ataques talibanes.

2. Estados Unidos y la OTAN bombardean el equipo militar incautado a los talibanes

Las fuerzas en retirada están muy preocupadas por la apropiación por parte de los talibanes de equipos militares occidentales, incluidos aviones de guerra y tanques, y ya se están realizando algunos esfuerzos en algunos de sus países para animar a sus dirigentes a bombardear esos activos tras su retirada de Afganistán.

3. La “Resistencia de Panjshir” sigue oponiéndose militarmente a los talibanes

Aunque sus perspectivas de éxito a largo plazo son prácticamente nulas, la continua oposición militar de la llamada “Resistencia de Panjshir” a los talibanes podría provocar una respuesta desproporcionada del grupo que, a su vez, podría ser aprovechada por algunos miembros de la comunidad internacional para deslegitimar su gobierno.

4. Minorías étnico-religiosas armadas que se resisten a los talibanes

Ya sea inspirada por la “Resistencia de Panjshir” o por cualquier otra cosa, algunas otras minorías étnico-religiosas armadas en otros lugares del país también podrían acabar resistiendo a los talibanes con el tiempo, lo que podría perpetuar la guerra civil, así como empeorar el sufrimiento de los afganos medios.

5. El deterioro de las condiciones socioeconómicas provoca disturbios urbanos

El hecho de que los talibanes no respeten los derechos de las minorías y de las mujeres podría provocar disturbios urbanos entre la población que ya desconfía de ese grupo, al igual que el deterioro de las condiciones económicas provocado por los intentos de Occidente de aislar a los talibanes en caso de que no acaben reconociendo su gobierno.

Estas cinco variables de conflicto pueden contrarrestarse de las siguientes maneras:

1. Ejercer presión internacional sobre los Estados Unidos y la OTAN para que se retiren antes de la fecha límite

Los socios internacionales de los talibanes, como Rusia y China (que siguen considerándolos un grupo terrorista a pesar de mantener con ellos relaciones políticas y de seguridad pragmáticas), deberían dejar claro que si se amplía el plazo de su retirada se corre el riesgo de provocar otra ronda de guerra y de empeorar la situación de seguridad regional.

2. Aumentar la conciencia mundial de las credenciales antiterroristas de los talibanes

Rusia y China también deberían informar a la comunidad internacional de las verdaderas credenciales antiterroristas de los talibanes como la fuerza más formidable contra el ISIS-K, lo que significa que necesitan su equipo militar occidental incautado para garantizar la estabilidad regional y así evitar también otra crisis de refugiados.

3. Rusia y China deberían considerar la posibilidad de mediar en el conflicto entre los talibanes y la “Resistencia de Panjshir

Rusia y China deberían considerar la posibilidad de poner en práctica sus habilidades diplomáticas para mediar en una solución política a este acuciante asunto, a pesar de que Moscú haya aclarado anteriormente que no tiene ninguna intención de hacerlo, ya que la derrota militar de la “Resistencia de Panjshir” ante los talibanes podría deslegitimar el gobierno de estos últimos.

4. Incorporar las milicias regionales a las nuevas fuerzas de seguridad afganas

Los talibanes deben dar prioridad a la incorporación de las milicias regionales a la nueva estructura de seguridad del país, así como a la erradicación decidida de la corrupción que condenó a las fuerzas de su predecesor y a la eliminación de la tendencia al caudillismo, para prevenir la posibilidad de revueltas étnico-religiosas.

5. Respetar las promesas y cortejar la inversión extranjera

Los talibanes deben cumplir absolutamente su promesa de respetar los derechos de las minorías y de las mujeres para garantizar la estabilidad social, a la vez que cortejan la inversión extranjera de sus socios regionales para mejorar de forma sostenible la situación económica posicionando a Afganistán como la encrucijada de los procesos de conectividad multipolar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: