Derecho internacional vs “Orden basado en reglas”: Wang Yi y Lavrov se enfrentan a Blinken en la ONU


via Alexander Mercouris

El viernes, 7 de mayo de 2021 se celebró una cumbre virtual en el Consejo de Seguridad de la ONU. Se trata de una reunión interesante, en primer lugar, porque fue convocada por China, que ha asumido la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de la ONU y, por tanto, está a cargo de la agenda. También porque es un buen ejemplo de cómo China y Rusia coordinan sus posiciones de política exterior en el Consejo de Seguridad de la ONU, como lo hacen cada vez más en otros lugares, como parte de su asociación conjunta, su asociación estratégica que han forjado entre sí.

Los chinos y los rusos admiten ahora sigilosamente que son aliados de facto, en todo menos en el nombre y en el consejo de seguridad de la ONU eso es cada vez más obvio. Es en parte para resaltar ese hecho, que voy a discutir esta reunión, pero esta reunión no sólo es interesante por lo que muestra sobre la cooperación chino-rusa en la esfera diplomática y de política exterior. También es interesante porque pone de manifiesto una diferencia ideológica clave sobre la dirección de la política mundial que se está produciendo entre EEUU y sus aliados, por un lado, y entre los chinos y los rusos, por otro.

Se trata de este conflicto entre lo que las potencias occidentales denominan el ¨orden internacional basado en normas¨ y el principio más convencional y, si se quiere, anticuado, del derecho internacional en el que se basan los chinos y los rusos. Ahora bien, lo que hay que entender sobre esta diferencia entre el orden basado en normas del que tanto se habla en Occidente y el derecho internacional es que, aunque parezca que son lo mismo, no lo son. En lo más básico, el derecho internacional es una criatura de consentimiento entre todos los países y tiene su documento base en la carta de la ONU y en las decisiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y en la Asamblea General. Además, existe un amplio conjunto de decisiones judiciales, algunas de las cuales se remontan al siglo XIX, que también han dado forma al derecho internacional. El derecho internacional se administra generalmente a través de tribunales, de los cuales el más importante es el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. También, en el caso de los tratados, a veces, aunque no siempre, es administrado por los tribunales nacionales. Por ejemplo, si Gran Bretaña se compromete con otro país en un tratado, el parlamento británico suele convertirlo en una ley, y esa ley se convierte en una ley nacional que puede ser aplicada en los tribunales británicos. Así que tenemos un complejo cuerpo de leyes creado a través de mecanismos legales, la carta de la ONU, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, los diversos tratados internacionales, las diversas decisiones de los tribunales internacionales y nacionales, y todos ellos, en conjunto, conforman el cuerpo del derecho internacional.

Por el contrario, el orden internacional basado en normas es algo muy diferente y, de hecho, a veces resulta algo difícil definirlo exactamente. Sus principales defensores, que se encuentran en EEUU y Gran Bretaña, a menudo hablan de él como si fuera lo mismo que el derecho internacional, pero es sorprendente que cuando se refieren a él eviten utilizar el derecho internacional como término para describirlo. Hoy en día oímos referencias en su lugar, al orden internacional basado en normas, no está claro de dónde procede este conjunto de normas, algunas de ellas se extraen de diversos documentos internacionales, como la Carta de las Naciones Unidas y la declaración universal de los derechos humanos de las Naciones Unidas, pero está bastante claro que se considera que es más amplio que eso y que también es algo amorfo. Voy a decir lo que creo que es la diferencia fundamental entre estos dos conceptos lo he tocado en videos anteriores pero en mi opinión la diferencia entre ley y reglas es que la ley es algo que es claramente vinculante para sus creadores y que tiene una aplicación universal e igualitaria, por el contrario, las reglas son impuestas por el creador, que a menudo no está realmente sujeto a estas reglas.

Haré la analogía de lo que ocurre en un aula escolar, un profesor puede imponer ciertas reglas que son obligatorias para los niños de la clase. El profesor, por supuesto, no está sujeto a esas reglas, es un sistema de reglas impuesto por el profesor. Es efectivo para los niños, los escolares, pero no para el propio profesor. Por el contrario, el derecho internacional o la ley en este caso, en relación con una escuela, obliga al profesor, a los padres de los niños, a los propios niños en cierta medida, a la administración de la escuela y, por supuesto, al ministro que promulga la ley. Todos ellos están obligados por el vehículo más amplio que es la ley de educación y que existe en cualquier Estado.

Todo el concepto de la ley, el principio fundamental en el que se basa la ley, es que el creador de la ley también está sujeto a ella y la ley limita sus acciones. Cualquier sistema de ley que pretenda excluir la responsabilidad del creador y no limite las propias acciones del creador o no haga que éste sea responsable, no es ley, es anti-ley, puede llamarse normas pero no es en absoluto ley en ningún concepto aceptado de la palabra. Este es un punto crítico y, por supuesto, es uno de los que los líderes occidentales y los comentaristas occidentales, y cada vez más los juristas occidentales, tratan de evitar discutir y que es un tema de cierta confusión, y yo diría que de confusión deliberada. El gobierno de los EE.UU. y el gobierno británico y otros gobiernos occidentales no quieren dar la cara y decir directa y abiertamente que se consideran más allá y por encima de la ley y que sus acciones no deben estar sujetas a la misma ley que obliga a todos los demás, así que pretenden que el orden internacional basado en reglas del que tanto hablan, es de alguna manera lo mismo que el derecho internacional. Sin embargo, como he dicho, son extremadamente cuidadosos para evitar el uso del término derecho internacional, cada vez más utilizan estas palabras en el derecho internacional basado en reglas como un sustituto y dado que esas palabras no son un sustituto del derecho internacional, eso a mi juicio revela todo el juego.

Lo que Estados Unidos y sus aliados pretenden hacer es colocarse en la posición del profesor en el aula imponiendo reglas a los niños, pero esas reglas obviamente no son aplicables a ellos mismos y no tienen que rendir cuentas bajo ellas. Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con la reunión que tuvo lugar el viernes 7 de mayo de 2021 en el Consejo de Seguridad de la ONU? Bueno, la respuesta es que todo tuvo que ver con eso porque los chinos decidieron que convocarían esta primera reunión de su tiempo como presidente del consejo de seguridad para discutir lo que ellos llaman multilateralismo y la importancia del multilateralismo en las relaciones internacionales. El multilateralismo es, por supuesto, para los EEUU y sus aliados una palabra cargada, no la rechazan abiertamente pero, por supuesto, todo el mundo sabe que es un código para decir que el momento unipolar, ese período después de la guerra fría, en el que los estados unidos parecían estar en la cima absoluta y en el centro del sistema internacional, capaces y en posición de imponer sus ideas a todos los demás, ha pasado y que eso es algo bueno.

El multilateralismo implica la acción concertada de muchos estados o, de hecho, de todos los estados. Es, en efecto, la negación de lo que solía llamarse unipolaridad, el sistema en el que los EEUU decidían las reglas y tomaban todas las decisiones importantes. Así pues ¿que realmente ocurrió en el Consejo de Seguridad de la ONU ese día? digo en el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque es importante decir que debido a las restricciones de la pandemia fue una reunión virtual. Bueno, diré en primer lugar que, desafortunadamente, no tenemos una lectura completa de la declaración del ministro de asuntos exteriores chino, Wang Yi, ante el consejo de seguridad, o al menos no en inglés. El ministerio de asuntos exteriores chino es extremadamente lento y flojo a la hora de proporcionar dichas lecturas, pero sí tenemos un relato bastante detallado de la reunión o de las declaraciones de Wang Yi de la agencia de noticias Xinhua, que es la agencia de noticias oficial de China, y aquí están algunas de las cosas que dijo, al menos tal y como Xinhua las informa:

Wang presentó cuatro propuestas para que todas las partes practiquen un verdadero multilateralismo.

Obsérvese de nuevo la palabra multilateralismo verdadero que, en efecto, dice que hay algunas personas que llevan a cabo un falso multilateralismo, es decir, un multilateralismo sólo en las formas.

Xinhua continua:

En primer lugar, todas las partes deben llevar a cabo el diálogo y la cooperación sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo. Ningún país debe esperar que otros pierdan, sino que debe esforzarse por ganar junto con otros países para lograr la seguridad universal y la prosperidad común.

En segundo lugar, todas las partes deben buscar la equidad y la justicia, no la intimidación.

Y luego creo que llegamos a la sección más importante:

El núcleo es promover la democratización de las relaciones internacionales, de modo que todos los países compartan la responsabilidad de la gobernanza y promuevan conjuntamente el desarrollo pacífico, y la clave es promover el Estado de Derecho en las relaciones internacionales, acatar las leyes internacionales universalmente reconocidas y los acuerdos internacionales mutuamente acordados.

Nótese las cuidadosas referencias aquí al Estado de derecho y a las leyes internacionales universalmente reconocidas y luego tenemos el cambio y esto es de nuevo lo tomo de los comentarios de Wang Yi como se informó por Xinhua:

Las normas internacionales no son patentes y privilegios de unos pocos países, deben ser acatadas por todos los países, sin excepcionalismos ni dobles raseros.

Así que, en efecto, lo que Wang Yi está diciendo aquí es que hay un derecho internacional que debe ser estrictamente respetado y que es vinculante para todos los países, y que hay normas internacionales que sólo tienen sentido si se basan en el derecho internacional. Las llamadas normas, que pretenden ser patentes y privilegios de unos pocos países, son contrarias al derecho internacional. Hay que desmenuzarlo un poco, pero el significado está completamente claro, de todos modos eso es lo que dice Xinhua que dijo Wang Yi.

Y luego tuvimos la respuesta del Secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, ahora las palabras de Blinken son extremadamente interesantes, porque en ellas hace un intento sostenido, de nuevo, para crear la impresión al lector casual, de que el derecho internacional y el orden internacional basado en reglas son uno y lo mismo. Y me he dado cuenta, por cierto, de que la lectura de sus palabras por parte de la secretaría de la ONU, la secretaría de las naciones unidas, en realidad le hace referirse al derecho internacional, pero de hecho, cuando se va a la transcripción real de sus palabras publicadas por el departamento de estado de los EEUU, se descubre algo muy interesante, que es que no hay ningún uso real de las palabras derecho internacional, en cualquier parte de los comentarios de Blinken, él evita sistemáticamente usarlas y uno tiene que preguntarse, ¿por qué? Pues bien, aunque no utilice las palabras derecho internacional, se cuida mucho de hablar del orden internacional basado en normas, y lo hace con profusión y en muchos lugares.

Y podemos citar algunos ejemplos:

“Seguiremos presionando con fuerza cuando veamos que países socavan el orden internacional y pretenden que las reglas, que todos hemos acordado que existen, no existen o simplemente las violan a voluntad, porque para que el sistema funcione, todos los países deben acatarlas y ponerlo en práctica para que tenga éxito. Que quede claro, los EE.UU. no están tratando de sostener este orden basado en reglas para mantener a otras naciones abajo. El orden internacional que ayudamos a construir y defender ha permitido el ascenso de algunos de nuestros competidores. Nuestra nuestro objetivo es simplemente defender, mantener y revitalizar ese orden.¨

Bueno, no se refiere al derecho internacional, por supuesto habla, como he dicho, del orden basado en normas, pero de hecho se refiere en un lugar a algo más, que es el derecho internacional humanitario. Ahora bien, el derecho internacional humanitario existe ciertamente, pero hay que dejar muy claro que no es lo mismo que el derecho internacional, es sólo una parte del mismo. Y aquí encuentro lo que para mí es el aspecto más perturbador de todos los comentarios de Blinken, porque está bastante claro que Blinken y los EEUU están tratando de weaponize el derecho internacional humanitario, el derecho de los derechos humanos, si se quiere, en una herramienta que tratan de utilizar contra otros países, por lo que tenemos comentarios como éste:

Los derechos humanos y la dignidad deben permanecer en el núcleo del orden internacional, la unidad fundacional de las Naciones Unidas desde la primera frase de la Carta de toque no es sólo el estado-nación es también el ser humano. Algunos argumentan que lo que los gobiernos hacen dentro de sus propias fronteras es su propio negocio y que los derechos humanos son valores subjetivos que varían de una sociedad a otra, pero la declaración universal de los derechos humanos comienza con la palabra universal, porque nuestras naciones se han puesto de acuerdo en que hey ciertos derechos a los que cada persona tiene derecho en todo lugar. Afirmar la jurisdicción nacional no da a ningún Estado un cheque en blanco para esclavizar, torturar, desaparecer, hacer limpieza étnica de su pueblo o violar sus derechos humanos de cualquier otra manera.

Ahora bien, antes de hablar de eso tengo que señalar lo que significa, en efecto, lo que Blinken está diciendo, es que el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho humanitario como él lo llama, de alguna manera da derecho a algunos Estados a interferir en los asuntos internos de otros Estados.

Es sorprendente cómo lo justifica porque habla de que la jurisdicción interna no da a ningún estado un cheque en blanco para esclavizar, torturar, desaparecer, limpiar étnicamente a la gente o violar sus derechos humanos de cualquier manera, ahora uno podría preguntarse de qué está hablando exactamente Blinken?

Porque como sabemos después del anuncio de la guerra contra el terrorismo, pero como tiene lugar en gran medida ahora en todo el mundo, los Estados Unidos han hecho muchas de las cosas que vemos y oímos, tal vez no ha esclavizado exactamente a la gente, pero ciertamente los torturó. Las técnicas de interrogatorio mejoradas que tuvieron lugar durante la guerra contra el terrorismo, son ahora reconocidas generalmente por los juristas, incluidos los tribunales de Estados Unidos, como torturas. Estados Unidos sigue haciendo desaparecer a personas, eso es la entrega extraordinaria, sigue limpiando étnicamente a personas, por ejemplo, a personas que fueron expulsadas de Croacia durante las guerras que tuvieron lugar allí en una época en la que el gobierno croata era aliado de Estados Unidos, podrían argumentar que fueron limpiados étnicamente y la violación de los derechos humanos es algo que tiene lugar en muchos países, pero Estados Unidos también ha participado en algunas de esas cosas.

De hecho, y esto es quizás uno de los elementos más cómicos de este discurso de Blinken, es que admite el hecho de que dice: ¨Sé que algunas de nuestras acciones de los últimos años han socavado el orden basado en normas y han llevado a otros a preguntarse si seguimos comprometidos con él. En lugar de confiar en nuestra palabra, pedimos al mundo que juzgue nuestro compromiso por nuestros actos.¨ En otras palabras, todo lo que hemos hecho antes realmente no importa, porque a partir de ahora vamos a cumplir con todos nuestros compromisos de respetar los derechos humanos, así que está bien, entonces está bien, miren lo que vamos a hacer, no pregunten por lo que hemos hecho. Creo que la mayoría de los países del mundo lo considerarían imposiblemente autocomplaciente, pero yo añadiría que es muy típico de Estados Unidos, que siempre dice que la gente debe olvidar sus acciones anteriores y concentrarse sólo en sus acciones futuras, lo que en efecto significa que deben dar total credibilidad a lo que dice.

En fin, ahí estamos, se trata del orden internacional basado en normas, el orden internacional basado en normas, eso es lo que defiende Blinken. Wang Yi habla del derecho internacional, Blinken no se refiere a él, es el orden internacional basado en reglas, que a través del mecanismo del derecho humanitario, autoriza a ciertos países, los EEUU y sus aliados específicamente, a interferir en los asuntos internos de otros países y que por cierto también les da un cheque en blanco para interferir en los asuntos internos, y no sólo en los asuntos internos, sino en las políticas exteriores de todos los países. Es lo que justifica todo el sistema del orden jurídico internacional basado en normas, del que habla Estados Unidos. El principio de no injerencia en los asuntos internos, el principio de soberanía de los estados, cosas que apuntalan todo el sistema de relaciones internacionales y todo el sistema de derecho internacional, están en efecto abolidos, porque el derecho humanitario, el derecho internacional humanitario supuestamente, los supera, y son los EEUU y sus aliados los que están en posición de hacer cumplir, este orden basado en reglas sobre la base del derecho humanitario, porque aunque hayan violado el derecho humanitario en el pasado, dan la promesa de que no lo harán en el futuro.

Bueno, como he dicho, un punto de vista extraordinariamente interesado y, por supuesto, directamente después de los comentarios de Blinken, se tuvo que ver ante el más contundente y firme ejecutor, si se quiere, del derecho internacional, que no es otro que el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov. Sobre este ordenamiento de los oradores, primero Wang Yi hablando de la importancia de que todos los países observen el estado de derecho y el derecho internacional, luego permitiendo que Blinken exponga su posición y luego haciendo que Lavrov responda con fuerza a las palabras de Blinken, creo que fue totalmente intencional y cuidadosamente preparado por los chinos y los rusos, de hecho no tengo absolutamente ninguna duda de que esto es así. Mientras que Wang Yi se cuida de utilizar un lenguaje cuidadoso y diplomático, Lavrov, en su estilo típico, va a la yugular y aquí algunas de las cosas que le vemos decir:

Creemos que los esfuerzos por imponer el totalitarismo en los asuntos globales son inaceptables, sin embargo, lo vemos cada vez más en nuestros colegas occidentales, sobre todo en los EEUU, la Unión Europea y otros aliados, que rechazan todos los principios de la democracia y el multilateralismo en el escenario global. Resulta sorprendente que los líderes occidentales, al tiempo que socavan abiertamente el derecho internacional, no duden en afirmar que la principal tarea de la política mundial debe ser contrarrestar los intentos de Rusia y China de cambiar el orden basado en normas.

Tales declaraciones se hicieron el otro día tras la reunión ministerial del G7 en Londres, en otras palabras, ya se ha producido una sustitución de conceptos, a Occidente ya no le preocupan las normas del derecho internacional y ahora exige que todo el mundo siga sus reglas y observe su orden. Es más, los representantes estadounidenses admiten libremente que Estados Unidos y Gran Bretaña han tenido la mayor participación en la elaboración de estas normas. Así que ahí está, los chinos y los rusos defienden el derecho internacional, todo el sistema de relaciones internacionales, apuntalado por el derecho fundado en la Carta de las Naciones Unidas, los tratados internacionales, los conceptos de soberanía de los Estados, los conceptos de tratados sobre tratados construidos a lo largo de siglos. Mientras que los Estados Unidos y sus aliados occidentales, y específicamente los dos Estados principales, los Estados Unidos y Gran Bretaña, tratan de sustituir el derecho internacional por un nuevo concepto de orden internacional basado en normas, que supuestamente les da derecho a inmiscuirse en los asuntos internos de todos los demás países y a llevar a cabo políticas en todo el mundo que, en última instancia, contradicen el derecho internacional.

Esto me parece que es ahora la gran división, la división conceptual en el mundo moderno, ahora esto fue una reunión del Consejo de Seguridad en la que los dos grandes bloques de poder los EEUU y sus aliados y los rusos y los chinos fueron capaces de expresar sus propios puntos de vista, pero voy a decir de inmediato y desde el principio que se trata de una reunión puramente retórica, no se decidió nada, no hubo ningún tipo de votación y no se tomaron decisiones significativas.

Voy a decir directamente que este concepto de orden internacional basado en normas que tanto promueven Estados Unidos y Gran Bretaña es un fantasma, nunca tendrá éxito porque va en contra de los intereses fundamentales de demasiados países. Incluso un país como la India no aceptará un sistema en el que Estados Unidos y Gran Bretaña, por su supuesta posición de superioridad, como árbitros del derecho internacional humanitario, puedan ignorar el resto del derecho internacional e imponer sus opiniones a todos los demás. Los indios dirían, por ejemplo, y con razón, que eso es imposiblemente interesado y sin duda, también señalarán la total hipocresía que subyace a todo este argumento. Una situación en la que Estados Unidos y Gran Bretaña dicen que, sea lo que sea lo que hayamos hecho en el pasado, realmente no importa, seguiremos siendo, de alguna manera, las mejores personas y somos las personas que deben tomar decisiones cuando se viola el derecho humanitario y cuando no.

Este tipo de acercamiento de las relaciones internacionales simplemente no es viable. Cuando la administración Biden-Harris habla de esta manera, creo que los países de todo el mundo, no sólo los rusos y los chinos, van a decirse a sí mismos, en última instancia, tenemos que tomar medidas para protegernos de los EEUU y sus aliados, que son la mayor amenaza para nosotros. Recientemente se ha realizado un sondeo o encuesta de opinión en todo el mundo, que muestra que la mayoría de la gente en todo el mundo aparentemente cree que es Estados Unidos la mayor amenaza para la democracia, no China o Rusia.

Estas fantásticas teorías infladas a las que se entregan los estadounidenses y los británicos y que supuestamente les otorgan el derecho a interferir en los asuntos internos de todos los países del mundo, como árbitros, son lo que los derechos humanos humanitarios que explican por qué la gente de todo el mundo está empezando a percibir a los EEUU específicamente de esa manera. Además, EEUU simplemente carece hoy en día, el poder para imponer esos conceptos a países como China y Rusia, ya que esos dos países son demasiado poderosos para que Estados Unidos pueda imponer sus ideas de esa manera. Pero desgraciadamente las palabras de Blinken demuestran que los Estados Unidos y de hecho los británicos, siguen comprometidos con estos conceptos increíblemente peligrosos y mientras lo hagan, habrá, hay que decirlo sin rodeos, una creciente tensión internacional en todo el mundo, a medida que los países de todo el mundo, pero sobre todo China y Rusia, tomen medidas para defenderse, apoyándose en el derecho internacional y en la fuerza de sus propias sociedades y sus propias economías.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: