1ra cumbre del liderazgo Quad confirmó el propósito antichino del bloque


Escrito por Andrew Korybko via OneWorld

El bloque pensó que podría disipar las sospechas sobre sus motivos enfatizando en que se unió por razones humanitarias hace casi dos décadas, pero esa narrativa no es más que un intento de engañar al resto del mundo.

El Diálogo Cuadrilateral de Seguridad, conocido popularmente como el Quad o la Cuadrilateral, celebró el viernes su primera cumbre de liderazgo por medios virtuales. Los líderes de EE.UU., Australia, India y Japón debatieron una serie de cuestiones que afectan a sus intereses mutuos en el amplio espacio que describen como el Indo-Pacífico. Hace tiempo que se sospecha que el bloque alberga tácitamente intenciones antichinas, pero sus líderes intentaron aclarar que no es ése todo su propósito en su declaración conjunta que se publicó tras su videoconferencia. De hecho, ni siquiera se refirieron directamente a China, aunque insinuaron que se habló de ella durante su reunión.

La única referencia indirecta a China fue la afirmación de la declaración conjunta de que sus miembros “seguirán dando prioridad al papel del derecho internacional en el ámbito marítimo, en particular tal y como se refleja en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM), y facilitarán la colaboración, incluso en materia de seguridad marítima, para hacer frente a los desafíos del orden marítimo basado en normas en los mares del Este y del Sur de China”. Sin embargo, esto sigue siendo muy significativo, ya que afecta directamente a los intereses de seguridad nacional de China en esas dos masas de agua, teniendo en cuenta sus reivindicaciones territoriales en ellas, que son impugnadas por varios otros países.

La declaración conjunta de la Cuadrilateral también señaló que este bloque se creó supuestamente tras el tsunami de 2004, aunque sin mencionar el creciente consenso en sus países durante los últimos años de que es en realidad una plataforma para intentar contener a China.

Su discurso sobre los intereses compartidos en las esferas del comercio, la ayuda humanitaria, la ayuda en caso de catástrofes, la ciberseguridad, el COVID-19, la inversión y otros temas similares parece ser en realidad una cortina de humo para reforzar la coordinación entre ellos en estos frentes con el fin de competir más rigurosamente con China.

Resultan especialmente preocupantes las referencias de la Quad a un “Indo-Pacífico libre y abierto”, a los “valores democráticos” y a la “integridad territorial”, que pueden entenderse en el contexto estratégico más amplio como dirigidas contra China. Esto se debe a que esos países han acusado repetidamente a China de socavar supuestamente esos tres intereses en torno a los cuales converge la Quad. A primera vista, las afirmaciones del bloque sobre la centralidad de la ASEAN parecen bastante inocuas, pero adquieren un significado más siniestro si se sospecha que la Cuadrilateral intenta cortejar a esos países con el fin de contener a China en el Mar del Sur de China.

Teniendo esto en cuenta, la primera cumbre de líderes de la Cuadrilateral sí aclaró el propósito del bloque a través de sus referencias estratégicas indirectas a la contención de China, que son patentemente obvias para aquellos observadores que son capaces de leer entre líneas en el contexto estratégico actual.

El bloque pensó que podría disipar las sospechas sobre sus motivos haciendo hincapié en que supuestamente se unió por razones humanitarias hace casi dos décadas, pero esa narrativa no es más que un intento de engañar al resto del mundo. La Quad siempre ha tenido intenciones tácitas antichinas, aunque éstas no tienen por qué seguir siendo su razón de ser.

Por ejemplo, en lugar de excluir a China y tratar de contenerla, la Cuadrilateral podría incorporar a la República Popular a esta plataforma transregional a través de actividades no militares centradas en el comercio, la inversión, las infraestructuras, la COVID-19, el cambio climático y la ayuda en caso de catástrofe. Es imposible contener a China, y menos aún en su propia región, por lo que la Quad debería centrarse en cooperar con ella. El objetivo general de estos acercamientos podría ser sentar las bases para ampliar la Asociación Económica Integral Regional (RCEP) de la que ya forman parte los miembros de la Quad, Australia y Japón, con China, para incluir con el tiempo a EEUU e India.

El Indo-Pacífico no es “libre y abierto” cuando se excluye a China de la emergente plataforma de integración transregional de la Quad, ni se abrazan los “valores democráticos” al negarse a cooperar con ella. Por el contrario, el Quad está intentando hacer que el Indo-Pacífico sea cada vez más cautivo y cerrado de una forma antidemocrática que amenaza la integridad territorial de China en los mares de China Oriental y Meridional. Por este motivo, la Cuadrilateral debe reconsiderar radicalmente su razón de ser, dejando de lado sus intentos, condenados al fracaso, de contener a China y pasando a cooperar activamente con ella.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: