Prepárese para el apocalipsis de la venta al por menor, bancarrotas y cierres de tiendas en EEUU

via EpicEconomist

Los minoristas de ladrillos y mortero (de al por menor) y varias cadenas de restaurantes importantes ya estaban al borde del colapso antes de que comenzara la crisis sanitaria, pero la respuesta de las autoridades a la crisis resultó ser el clavo en el ataúd para muchos negocios emblemáticos, ya que los cierres y las normas de distanciamiento social aceleraron la quiebra o el cierre permanente de varias tiendas minoristas el año pasado. Ni siquiera durante la temporada de vacaciones las ventas mejoraron y los ingresos en 2020 han sido los peores para los minoristas en casi 25 años.

En medio de otra ronda de restricciones y el cierre prolongado de negocios no esenciales, el apocalipsis del comercio minorista probablemente se agravará en 2021, especialmente porque los que lograron mantenerse a flote a pesar de todas las luchas que han estado enfrentando están teniendo pérdidas financieras que podrían ser demasiado grandes para superar. Se prevé otra oleada masiva de quiebras y pronto muchas tiendas estadounidenses famosas podrían desaparecer para siempre. Eso es lo que exponemos en este video.

Decenas de miles de tiendas han cerrado sus puertas definitivamente el año pasado, y tan pronto como la gente se anime a salir de sus casas y reanudar sus hábitos, probablemente encontrarán un escenario muy diferente porque, según los nuevos datos disponibles, muchos minoristas han experimentado pérdidas irrecuperables, lo que significa que el colapso continuará hasta bien entrado el año 2021.

El año ya ha comenzado con Macy’s anunciando 37 cierres de tiendas en todo el país. El martes pasado, la compañía reveló que los recortes vienen como un esfuerzo para recuperar la rentabilidad y, como se ha revelado anteriormente, la cadena tiene la intención de cerrar 125 tiendas para el 2023, sumándose a la lista de las muchas víctimas del apocalipsis del comercio minorista.

No es noticia que la eliminación de las tiendas de ladrillo y mortero (al por menor) comenzó con el crecimiento de las tendencias de compras en línea, en particular con Amazon liderando todo el sector de comercio electrónico al por menor. Pero ahora que los consumidores están atrapados en sus casas, y los cierres han estado comprometiendo las operaciones y, por lo tanto, los ingresos de estas tiendas, el deterioro de la industria ha sucedido más rápido de lo esperado, y las cosas están a punto de empeorar.

Tradicionalmente, a los americanos les encanta comprar y la mayoría de los compradores americanos tienen tiendas favoritas, lugares con los que desarrollaron un vínculo de confianza y han sido habituales durante años. Esto ha hecho que la actual crisis de los minoristas de ladrillos y mortero ante el creciente comercio electrónico sea mucho más molesta para mucha gente ya que sus conocidas y aclamadas instituciones minoristas se están extinguiendo.

Evidentemente, el dolor de los consumidores es un factor determinante menor si se compara con las repercusiones en el staff y en los proveedores, que han sufrido o están a punto de sufrir un despido. Los despidos masivos desencadenados por el colapso de la industria están inflamando aún más la crisis del mercado laboral y poniendo a estas personas en serias dudas sobre cómo se verán afectados sus medios de vida cuando cierren sus tiendas.

Ni siquiera la temporada de vacaciones navideñas ha ayudado a las empresas a producir suficientes ingresos para sobrevivir a este oscuro invierno. Las compras navideñas del año pasado han dejado claro que la mayoría de los sectores minoristas no están todavía fuera de peligro y podrían experimentar más pérdidas. Lo que solía ser uno de los períodos más ocupados para las tiendas de ladrillos y mortero, en realidad tuvo una asistencia decepcionante y ventas récord bajas. Los centros comerciales nunca han estado más vacíos durante esa época del año. Los expertos han argumentado que el apocalipsis de la venta al por menor también puede conducir a un gran colapso de los centros comerciales.

Los economistas prevén que las ventas al por menor no recuperarán el mismo nivel de tracción que tuvieron en 2019 hasta por lo menos 2022. No hace falta decir que este tiempo prolongado de restricciones financieras es la receta perfecta para un desastre.

Los minoristas sufrieron el peor desempeño de ventas anuales en toda la historia de EE.UU. en 2020. La demanda de productos no alimenticios cayó casi un 5%. La contracción general de uno de los sectores más poderosos de la economía de los EE.UU. se proyecta entre el 0,5% y el 1%, dependiendo de cómo las diferentes encuestas realizaron sus cálculos. De cualquier manera, ya es el peor desempeño anual en casi 25 años.

La decadencia de los minoristas no alimentarios no sólo está afectando a las empresas. Según un editorial de Entrepreneur, “estas empresas contratan a trabajadores que, al no poder pagar su alquiler, se enfrentan ahora a una situación sombría”. Algunos de los centros comerciales más poblados del mundo están viendo el resultado del apocalipsis de la venta al por menor a través de una reducción en el valor de los bienes raíces a medida que los trabajadores emigran a zonas menos costosas”.

Es decir, la crisis inmobiliaria comercial que se avecina también está siendo impulsada por el apocalipsis de la venta al por menor. Y por lo que parece, todo pende de un hilo, y un colapso colectivo como este que se ha estado formando durante años sin duda frenará las perspectivas de recuperación, comprometiendo la fortaleza económica de los EEUU durante más de una década.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: