Si pensabas que el 2020 fue malo, fíjate en lo que ocurrirá en el 2021

via EpicEconomist

Si está pensando que la caótica narrativa del 2020 terminará después de que el año termine, lamentamos informarle que el colapso solo acaba de comenzar. El próximo año estará marcado por las consecuencias de la desastrosa respuesta a la crisis sanitaria, que ha paralizado la actividad económica de las empresas a lo largo de varias rondas de cierres ordenados por el gobierno. Los daños causados no se desharán de la noche a la mañana. Ni siquiera una vacuna milagrosa nos ayudará a salir del fondo económico en el que EEUU ha caído.

La verdad es que las cicatrices hechas en el mercado laboral, la apocalíptica ola de quiebras de empresas, el astronómico nivel de deuda acumulada en el mercado inmobiliario y la expiración de la ayuda federal pondrán en peligro el crecimiento económico de EE.UU. por mucho más tiempo del que uno puede imaginar. Además, con un mercado de valores altamente basado en proyecciones de estímulos especulativos, estamos a punto de ver mucha más agitación en los mercados financieros en los próximos meses. Así que, si piensas que el año 2020 fue malo, espera a ver lo que va a pasar en 2021.

Muchos tienen la impresión de que al pasar la página del 2020, toda la historia de un año que salió mal quedará atrás. Desafortunadamente, este no es el caso. Cuando echamos un vistazo rápido a nuestras heridas económicas y a nuestro escenario social, se hace evidente que no hay manera de evitarlo. Con el tiempo, llegará el día de nuestro juicio final y las muchas crisis que se desencadenaron durante este año tendrán que ser enfrentadas de frente.

Mientras que los medios de comunicación nos venden la idea de que tan pronto como la crisis sanitaria esté bajo control y se distribuya ampliamente una vacuna, todo volverá a la normalidad, los economistas, los estrategas del mercado y los académicos han alertado de que la “nueva normalidad” incluirá un nivel de vigilancia sin precedentes, dependencia del gobierno, represión y deterioro económico. En resumen, nada volverá a ser “normal” de nuevo. Los líderes mundiales se dieron cuenta de la gran oportunidad que representaba el brote para avanzar silenciosamente su agenda y finalmente imponer un reajuste financiero mundial. Para ello, han contado con los responsables políticos, que han estado emitiendo medidas que contribuyen expresamente a la destrucción del sistema financiero actual.

El “Gran Reajuste”, como lo llama el Foro Económico Mundial, ha comenzado a desarrollarse hace años, pero nunca en la historia, la población mundial ha estado tan desesperada como para aceptar rápidamente cualquier solución para aliviar la carga financiera provocada por la recesión actual. Por ello, varios analistas han advertido que los catastróficos acontecimientos económicos de principios de 2021 también serán utilizados por los globalistas para justificar el cambio a un sistema en el que casi todos los aspectos de nuestras vidas serán irreconocibles.

La recesión económica y financiera que estamos experimentando podría haberse evitado por completo si se hubieran adoptado medidas más eficaces desde el comienzo de la crisis. Pero la mayoría de las regulaciones promulgadas llevaron a la muerte de empresas, a la pérdida de empleos y a la caída en la pobreza. Todas las evidencias están ahí, y sin embargo eligieron no hacer nada para evitar una gran calamidad. Esta indiferencia ante el sufrimiento de la gente no es el resultado de duras circunstancias. De hecho, nos da una clara imagen de cómo las intenciones de las elites y los gobiernos de todo el mundo están perfectamente alineadas.

Seguirán empujándonos al límite. Seguirán aplastando empresas con cierres, y por lo tanto, expulsarán a millones más de sus puestos de trabajo, lo que llevará a muchos a acumular deudas para que se vuelvan inevitablemente apegados y dependientes del sistema. Además, están dejando que una crisis de hambre y de falta de vivienda asolen las vidas de nuestros ciudadanos, y en cierto sentido, incluso están permitiendo una posible tercera ola de contagio a sabiendas sólo para llegar a nuestro estado más vulnerable. Además, el mercado de valores está a punto de colapsar en los próximos meses. Y cuando las cosas van mal en los mercados de valores, es una clara indicación de que las cosas en la economía real fueron prácticamente de mal en peor.

En esta etapa, estamos más cerca de una doble recesión que de algún tipo de recuperación. En 2020, nuestros problemas financieros más preocupantes eran el desempleo y la creciente deuda, pero para principios de 2021 puede convertirse en pobreza, hambruna y falta de vivienda para millones de nosotros. Estos tres agentes combinados serán mucho más mortales que el virus actual. Es más, la ocurrencia de un colapso financiero masivo causará mucho más caos que el que hemos visto este año. La pregunta más importante es: ¿tendrá éxito la pobreza masiva en lo que la crisis de salud no consiguió convencer a los americanos de que renunciaran a sus libertades a cambio de algo de estabilidad? Eso es exactamente lo que las elites globales están esperando. ¿Están listos para esta batalla?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: