Los Contornos de un Mundo Mejor Están Emergiendo

Charles Hugh Smith via Of Two Worlds

Robert, Hubert – Incendie à Rome

Una vez que la capacidad del gobierno para sostener su aplicación de la ley con dinero creado de la nada desvanezca, todo el orden se desvanece junto con ella.

La era del despilfarro, la codicia, el fraude y el vivir de dinero prestado está muriendo, y aquellos que no han conocido otra forma de vida están de luto por su desaparición. Su muerte era inevitable, porque cualquier sociedad que desperdicia sus recursos es insostenible. Cualquier sociedad que haga de la codicia privada su principal motivador y prioridad es insostenible. Cualquier sociedad que recompense el fraude por encima de todo es insostenible. Cualquier sociedad que viva del dinero prestado del futuro y otras formas de capital fantasma es insostenible.

Lo sabemos en nuestros huesos, pero tememos el futuro porque no conocemos otro arreglo que el insostenible presente. Y así escuchamos el débil eco de los gritos de alarma llenando las calles de la antigua Roma cuando el Pan y el Circo se acabo: ¿qué hacemos ahora?

Cuando el pan y los entretenimientos gratuitos desaparecieron, la gente encontró nuevos arreglos. Dejaron Roma.

Las mayores fortunas privadas de la historia se desvanecieron cuando Roma se deshizo. Toda la tierra, los palacios, el oro y todos los otros tesoros no fueron una protección contra el colapso del sistema que institucionalizaba la corrupción como el protector último de la riqueza concentrada.

El poder más celosamente guardado del gobierno es la creación de dinero, ya que sin dinero el gobierno no puede pagar a los soldados, la policía, los tribunales y los administradores necesarios para hacer cumplir su mandato. La Roma occidental creó dinero controlando las minas de plata; en la era actual, los gobiernos crean dinero (moneda/divisa) de la nada.

Una vez que el dinero del gobierno pierde poder adquisitivo, el sistema se derrumba. Y así, en las etapas finales de la decadencia de Roma, las órdenes imperiales aún fluían a legiones distantes, pero las legiones ya no existían; sólo eran entradas fantasmas en los libros de contabilidad imperiales.

Nuestro “dinero” no es más que entradas fantasmas en los libros digitales, por lo que su completa pérdida de poder adquisitivo es inevitable.

Sin “dinero”, el gobierno ya no puede hacer cumplir la voluntad de sus elites egoístas: las órdenes seguirán fluyendo en una furiosa inundación a cada rincón de la tierra, pero las legiones para hacer cumplir la corrupción institucional no serán más que entradas fantasmas en los libros de contabilidad imperiales.

Una vez que la capacidad del gobierno para mantener su aplicación de la lay con el dinero creado de la nada se desvanece, toda el orden se desvanece junto con ella. La destrucción del valor del “dinero” creado por el banco central ya está ordenada, ya que no hay límite para la codicia humana y el deseo de mantener el control, por lo que los gobiernos crearán su “dinero” en cantidades cada vez mayores hasta que el valor se haya filtrado completamente de las entradas digitales fantasmas.

Están surgiendo los contornos de un mundo mejor, un arreglo que da prioridad a algo más que la maximización del beneficio privado y la institucionalización de la corrupción necesaria para proteger esos beneficios. Volveremos a aprender a vivir dentro de nuestras posibilidades, y volveremos a aprender a institucionalizar la oportunidad en lugar de la corrupción destinada a proteger a las élites.

Llegaremos a una nueva comprensión de la teleología del poder centralizado, ese poder centralizado sólo sabe cómo extender su poder y por lo tanto el único resultado posible es el colapso. (Explico esta dinámica en mi libro Resistencia, Revolución, Liberación: Un modelo para el cambio positivo.)

Llegaremos a comprender que la tecnología no tiene por qué servir sólo a los monopolios, los cárteles y el Estado, sino que podría servir a una economía sostenible y descentralizada que haga más con menos, es decir, a una economía de de-crecimiento.

La Reserva Federal fracasará, así como los dioses romanos fracasaron en sostener a las élites romanas corruptas y en bancarrota. Una gran cantidad de monedas no estatales descentralizadas y con precios transparentes competirán en el mercado abierto, al igual que los bienes, servicios y productos básicos. El papel esencial de la Reserva Federal — servir a los pocos a expensas de los muchos, bajo la cobertura de crear moneda de la nada — será repudiado por la implosión de la economía a medida que toda la “riqueza” fantasma de la Reserva Federal se evapore.

Los esbozos de un mundo mejor están surgiendo. ¿Los puedes discernir a través del humo mientras los últimos fantasmas frenéticos de un sistema insostenible dan órdenes para invertir las mareas de la historia a medida que se disipan en el aire?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: