El Virus Es Ciego, Mudo Pero Mata: ¿Para Quién Mata El Virus?

Escrito por Manuel Freytas via IAR Noticias

Saber si al Virus lo mandó Trump, o lo enviaron los chinos, o por ahí el mismo Putin, es tan irrelevante e inútil como saber la fecha en que vas a cotar a un nuevo presidente títere de tu país, manejado por el mismo poder financiero de dominio global (que controla a Trump y al Estado imperial norteamericano) y te aterroriza enviándote pandemias patógenas mortales de tanto en tanto. De la misma manera que te manda programas permanentes de saqueo económico con genocidio social en masa (gerenciados localmente por el presidente títere de turno votado en las urnas) que producen desempleo en masa, pobreza extrema y enfemedades bio-psico-sociales generadas por el hambre, el estrés y la angustia suicida colectiva de no poder supervivir plenamente.

LA PANDEMIA OCULTA Y PERMANENTE

Y esas enfermedades masivas y letales producidas por la concentración de riqueza y por el poder hegemonico de dominación mundial (con o sin virus), conforman un proceso de muerte permanente. En cuya sumatoria estadística oficial matan (a diario) 20 veces más que las pandemias y las masacres militares. Muertes masivas y planetarias contabilizadas en números que, graciosamente, la OMS y las instituciones médicas globales no consideran como Pandemia. Y así como (desde la escuela, las universidades y los medios de comunicación) te ocultan sistemáticamente la existencia de un poder de dominio mundial globalizado que controla el mundo por encima de los países y gobiernos, de la misma manera te ocultan que las pandemias virósicas son utilizadas para conseguir distintos objetivos de la Guerra Geopolítica y Militar Intercapitalista por el control del planeta.

¿PARA QUÉ LANZARON EL VIRUS ESTA VEZ?

En este escenario de guerra biologica intercapitalista resulta completamente irrelevante saber quién fue el primero en lanzar el virus. Cualquiera de las cinco primeras superpotencias militares están en condiciones de fabricar virus patógeno y lanzar una infección masiva y contagiante a escala mundial. Lo más importante es saber para qué alguna de las potencias en guerra lanzó el patógeno mortal esta vez. Y si bien no quiero aburrirte con tecnicismos y análisis geopolíticos de laboratorio, hay algo que debes tener en claro: Las infecciones virales masivas nunca suceden por accidente. Detrás de cada proceso siempre hay un plan y una operación de guerra biologica (sustitutiva de una guerra militar abierta) cuyo objetivo es producir terror social a escala planetaria. Los objetivos son siempre los mismos: Vender vacunas, tecnología sanitaria o financiar gigantescas operaciones de “ayuda humanitaria”, o con propósitos geopolíticos y militares (eliminar competidores, saquear países o controlar fuentes de recursos estratégicos y mercados).

LA TEORÍA DEL “PRINCIPAL BENEFICIARIO”

¿Lo hizo Trump o lo hizo China? ¿O lo hizo la élite financiera globalista que controla simultáneamente a Trump, China y Rusia desde las sombras?

Nadie te va contar la realidad estratégica verdadera. Las operaciones son ultrasecretas y la información sensible y confidencial está encriptada. Solo queda la hipótesis secuencial del principal beneficiario que utilizamos los analistas estratégicos de la contrainformación.

¿Dónde fue lanzado originalmente el virus? En China. ¿Y que ganarían los chinos con el virus paralizando su gigantesca y compleja economía? Nada. Sería como empezar por su propio suicidio económico y social. Para después (con la pandemia mortal adentro) infectar y destruir a su principal competidor en la guerra económica. No tiene sentido lógico ni estratégico. Si lo quisiera hacer, Pekin tiene la capacidad logística, científica-tecnológica y militar para lanzar el cirus fuera de su territorio. Incluso en EEUU. Por otra parte, China (junto con Rusia) era antes del virus el principal ganador de la guerra geoeconómica y geopolítica estratégica intercapitalista que mantiene con EEUU. ¿Es coherente y lógico que una China ganadora se autodestruya económicamente con un virus arrojado por ella misma en su propio territorio?. Imposible, hay que buscar pistas y señales por otro lado.

¿Y QUE PASA CON EL REINO UNIDO, FRANCIA Y ALEMANIA?

Los tres están en condiciones técnicas, científicas y militares de lanzar el virus fuera de sus territorios. Con una diferencia: Las economías y los sistemas comerciales (de importación y exportación) de Alemania y Francia son interdependientes de la economía China y del gas y petróleo ruso. Destruir la economía china, sería un acto suicida que destruiría sus propias economías y aceleraría el colapso en curso de la Unión Europea.

Londres es un satélite militar y financiero de EEUU en Europa. Está en condiciones de lanzar el virus. Pero si lo hubiera hecho, también habría cometido un suicidio absurdo e inexplicable. Dado que las potencias de la Unión Europea (con cuyos países negocia y comercia Reino Unido) son altamente dependientes de la ‘gran fabrica’ China. Si Londres destruyera con un virus a la economía china. también destruiría sus redes comerciales y financieras con la economía de los países europeos. Imposible.

¿Y POR EL LADO DE TRUMP COMO ANDAMOS?

Tras el lanzamiento original del virus en China, Trump era sin dudas el principal beneficiario económico y geopolitico militar de la pandemia. La destrucción económica de Pekin (causada por la pandemia) lo catapultaba como el gran ganador de la guerra comercial y tecnológica con China. Destruía el soporte económico de China a Rusia. Y con el debilitamiento de Moscú se proyectaba a una nueva hegemonía militar global de EEUU, y tenía asegurada su reelección presidencial este año. Con un agregado: con el segundo impacto del virus en Irán y en Europa, Trump conseguía dos resultados: Destruir económicamente al régimen de Teherán (su archienemigo clave en Medio Oriente) y destruir (como está sucediendo ahora) las bases y redes económicas de la Unión Europea. Lo que dejaría a Washington como el único gran ganador con el virus, y en condiciones de instrumentar un nuevo plan marshall para salvar a Europa.

En síntesis, en la etapa del lanzamiento del coronavirus en china, el gran beneficiario y ganador de la pandemia fue Donald Trump acompañado por su banda de halcones saqueadores del Pentágono y el Complejo Militar Industrial. Hasta que alguien les infectó sorpresivamente a Manhattan, al toro de Wall Street y a la Estatua de la Libertad.

EL VIRUS POR LA CULATA

Todo le iba de maravillas a Trump y su banda de halcones, hasta que la pandemia impactó en Nueva York y el resto del territorio norteamericano. Y lo que era un día luminoso para Trump, se le convirtió en una noche pesadillesca y oscura en solo 40 días. Ya no hay sueños de reelección estadística, China y Rusia quedaron en pie y se proyectan como los únicos ganadores de la pandemia. La Unión Europea se acerca a Pekin y Moscú para buscar su salvación económica, el Reino Unido y Boris Jhonson agonizan sumando muertos y con su economía destruida, y en vez de contar triunfos ahora Trump solo cuenta muertos y derrotas. Y al final del túnel tres enemigos esperan para darle el responso del final: el Desempleo en masa, la recesión con caída estrepitosa del consumo, el terror social con muerte y demencia colectiva, y los demócratas que intentan utilizar el cadáver político de Trump para ganar las elecciones en octubre.

Y la otra pregunta del millón: ¿Quién le envió el virus a Trump?

Esa teoría del principal beneficiario te la cuento en el próximo informe.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website at WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: