OIT: A Medida Que Aumenta La Pérdida De Empleo, Casi la Mitad De La Fuerza Laboral Mundial Corre El Riesgo de Perder Sus Medios De Vida

via Noticias de la OIT

Los últimos datos de la OIT sobre el impacto de la pandemia del COVID-19 en el mercado laboral revelan su efecto devastador en los trabajadores de la economía informal y en cientos de millones de empresas en todo el mundo.

La continua y aguda disminución de las horas de trabajo en todo el mundo debido al brote de COVID-19 significa que 1,6 billones de trabajadores de la economía informal, esto es, casi la mitad de la fuerza laboral mundial, corre peligro inmediato de que se destruyan sus medios de subsistencia, advierte la Organización Internacional del Trabajo.

Según El Observatorio de la OIT: El COVID-19 y el mundo del trabajo – Tercera edición , la caída de las horas de trabajo en el actual trimestre (segundo) de 2020 podría ser peor a lo estimado anteriormente.

En comparación con los niveles anteriores a la crisis (cuarto trimestre de 2019), se prevé ahora un deterioro del 10,5%, equivalente a 305 millones de puestos de trabajo a tiempo completo (suponiendo una semana laboral de 48 horas). La estimación anterior era de una caída del 6,7%, equivalente a 195 millones de trabajadores a tiempo completo. Esto se debe a la prolongación y extensión de las medidas de cierre.

Por lo que respecta a las regiones, la situación ha empeorado para todos los principales grupos regionales. Las estimaciones indican una pérdida de horas de trabajo del 12,4% en el segundo trimestre en las Américas (frente a los niveles anteriores a la crisis) y del 11,8% en Europa y Asia central. Las estimaciones para el resto de los grupos regionales son bastante cercanas, y todas superan el 9,5 por ciento.

Impacto sobre la economía informal

Como resultado de la crisis económica creada por la pandemia, casi 1.6 billones de trabajadores de la economía informal (el grupo más vulnerable del mercado laboral), de un total mundial de 2.0 billones y una fuerza de trabajo mundial de 3.3 billones, han sufrido un daño masivo a su capacidad de ganarse la vida. Esto se debe a las medidas de encierro y/o a que trabajan en los sectores más afectados.

Se estima que el primer mes de la crisis ha dado lugar a una disminución del 60% de los ingresos de los trabajadores del sector informal en todo el mundo. Esto se traduce en una caída del 81% en África y las Américas, del 21,6% en Asia y el Pacífico y del 70% en Europa y Asia central.

Sin fuentes de ingresos alternativas, estos trabajadores y sus familias no tendrán medios para sobrevivir.

Empresas en riesgo

En las dos últimas semanas, la proporción de trabajadores que vive en países sujetos a la obligación o la recomendación de paralizar las actividades ha pasado de 81 a 68%. La reducción de la estimación anterior del 81% señalada en la segunda edición del Observatorio  (publicada el 7 de abril) se debe fundamentalmente a los cambios en China; en los demás países, las medidas de paralización han aumentado.

En todo el mundo, más de 436 millones de empresas corren un alto riesgo de sufrir disrupciones graves. Estas empresas operan en los sectores económicos más afectados, entre ellos unos 232 millones en el comercio mayorista (Wholesale) y minorista (Retail), 111 millones en la industria manufacturera, 51 millones en los servicios de alojamiento y alimentación, y 42 millones en el sector inmobiliario y otras actividades comerciales.

Se necesitan medidas de política urgentes

La OIT pide que se adopten medidas urgentes, específicas y flexibles para ayudar a los trabajadores y las empresas, en particular a las empresas más pequeñas, los trabajadores y trabajadoras de la economía informal y demás personas en situación de vulnerabilidad.

“Para millones de trabajadores, sin ingresos no hay alimentos, no hay seguridad y no hay futuro. […] A medida que la pandemia y la crisis del empleo evolucionan, la necesidad de proteger a los más vulnerables se hace aún más urgente.”

Guy Ryder, Director General de la OIT

Las medidas de reactivación de la economía deben basarse en un alto nivel de creación de empleo, y debe ser respaldadas por políticas e instituciones laborales más solidas, y por sistemas de protección social más amplios y dotados de más recursos. Para que la recuperación sea efectiva y sostenible, también será decisiva la coordinación internacional de paquetes de medidas de estímulo y medidas de alivio de la deuda. Como marco, pueden utilizarse las normas internacionales del trabajo, que ya gozan de consenso tripartito.

“A medida que la pandemia y la crisis del empleo evolucionan, la necesidad de proteger a los más vulnerables se hace aún más urgente”, dijo el Director General de la OIT, Guy Ryder. “Para millones de trabajadores, la falta de ingresos significa que no hay alimentos, ni seguridad, ni futuro. Millones de empresas en todo el mundo apenas respiran. No tienen ahorros ni acceso al crédito. Estos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo. Si no les ayudamos ahora, estas empresas simplemente perecerán.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: