Biopolítica de la Corona: Seguimiento de Contactos Digital y Omnisciente

Escrito por Miguel Santos García

El lenguaje es, de un cabo a otro, discurso, gracias a este poder singular de una palabra que hace pasar el sistema de signos hacia el ser de lo que se significa.

—Michel Foucault, Las palabras y las cosas: una arqueología de las ciencias humanas

Estamos aburridos, posiblemente desempleados, casi o sin dinero y a la merced del Gran Hermano porque parece que la única forma de salir de este encierro infernal de la Corona, especialmente en ausencia de una vacuna, va a ser a través de lo que podríamos llamar ¡vigilancia digital!. Conectándonos a tecnología que conoce tu historial médico, rastrea cada movimiento que haces y a todos los que conoces y luego los rastrea a ellos. Solo es tu clásica pesadilla distópica nada más, pero como justo acabamos de tener una pandemia por qué no aventarnos a un Nuevo Mundo Valiente.

Según los informes de los medios corporativos “ha funcionado en otros países”. Los ciudadanos de Hong Kong en cuarentena usan las pulseras digitales, en Taiwan han creado una “valla digital” usando el sistema telefónico, se podría considerar una especie de collar eléctrico para animales, excepto que en vez de una descarga de corriente lo que recibes es una visita de las autoridades si apagas tu teléfono. Israel tiene una app en forma de escudo para el teléfono inteligente que te dice que si te has cruzado con una persona infectada, los británicos también están desarrollando una similar, y Corea del Sur ha optado por la combi completa cruzando la información de las tarjetas de crédito con la información de los circuitos cerrados de televisión y los teléfonos móviles, lo que significa que las personas infectadas y, más importante aún, con quiénes se han puesto en contacto pueden ser rastreadas y oye, sabes que nadie se está quejando porque funciona, los resultados aparentemente hablan por sí mismos ya que hasta ahora es Corea del Sur que esta saliendo de la pandemia.

Antes vociferar por todo el Internet citas de George Orwell recordemos que ya hemos entregado todos nuestros datos a toda una variedad de ‘Grandes Hermanos‘ así que si quiere volver a salir de casa alguna vez para continuar compartiendo con el gobierno sus status de Facebook está a punto de dejar que sus usuarios reporten sus síntomas de coronavirus y crear un mapa rastreándolos. Según el CEO de dicha empresa, Mark Zuckerberg, ¨tenemos una nueva superpotencia: la capacidad de reunir y compartir datos para siempre¨ y no hay nada que podamos hacer de todos modos.

Panóptico en tu bolsillo

El lenguaje es, como saben, el murmullo de todo lo que se pronuncia, y es al mismo tiempo ese sistema transparente que hace que, cuando hablamos, se nos comprenda; en pocas palabras, el lenguaje es a la vez todo el hecho de las hablas acumuladas en la historia y además el sistema mismo de la lengua.

—Michel Foucault, De lenguaje y literatura (Conferencia)

Existen palabras con el poder de embrujar la cognición, con la capacidad de seducir los sentidos, así como la microfísica atómica de moral, la cual compone, constituye esta realidad sólida que todos experimentamos. Pero controlar, moldear, dar forma a dichas palabras no es tarea fácil, requiere una manipulación del lenguaje y de estructuras de poder que produzcan una dulce y casi omnipotente narrativa de las acciones necesarias.

En los últimos dos siglos, la tecnología de vigilancia ha avanzado en tres grandes etapas. En el primer caso, el instrumento de vigilancia fue un edificio especialmente diseñado, el Panopticon de Bentham; en el segundo, una red de televisión estrechamente controlada, el Gran Hermano de Orwell; hoy en día, un servicio electrónico de seguimiento y rastreo humano.

Deténganme si han escuchado esto en las últimas semanas. Estoy dispuesto a apostar que han escuchado sobre el seguimiento o el rastreo de contactos en las últimas semanas. También estoy dispuesto a apostar que es un término que nunca has oído antes en tu vida antes de las últimas semanas, algo para reflexionar. Pero para aquellos que de alguna manera se las han arreglado para perder este término “seguimiento de contactos” y su definición, bueno, vamos a leerlo directamente de la Clinton Global Initiative University, en una reciente teleconferencia entre el expresidente de los EEUU, Bill Clinton y el gobernador actual de California, Gavin Newsom:

Bill Clinton: Uno de los elementos clave en tu plan para poder reabrir California, y me gustó porque no prometiste demasiado, no prometiste cosas que no podías hacer y dejaste muy claro que a menos que pudieras abrir sin que más gente se enfermara y muriera no se podía hacer, pero una de las cosas que tienes que ser capaz de hacer es rastrear a la gente que es positiva, dónde estaban, con quién estaban en contacto. Massachusetts ha anunciado recientemente que va a tratar de construir un programa de seguimiento/rastreo en todo el estado y han pedido a los socios en la salud que lo ejecuten para ellos y son uno de mis socios en el trabajo que hemos hecho en África, Haití y otros lugares, pero ¿De dónde vamos a sacar todos estos rastreadores de contactos? ¿Deberíamos hacer como lo hizo usted con California, con el Conservation Corps de gente joven? ¿Deberíamos tener un Contact Tracer Corps de jóvenes si tenemos, incluso si terminamos llamándolo algo más elegante? ¿Deberíamos construir la primera red de salud pública que hemos construido realmente en este país en torno a este asunto?

Gavin Newsom: Creo que la respuesta es absolutamente afirmativa y me encanta el ejemplo de Massachusetts donde pudimos aprender de ellos, todos compartiendo las mejores prácticas en tiempo real, pero este es un punto interesante que a menudo no se menciona, tenemos una capacidad de rastreo que es anterior al Covid-19 que se remonta al SARS, al Sarampión, al TB etc. La capacidad de rastreo y seguimiento que existe a nivel del municipio principalmente, una capacidad creciente a nivel estatal, así que lo que estamos haciendo es construir a partir de esa infraestructura existente y utilizar las herramientas de la tecnología para superponerlas, pero además de eso estamos utilizando AmeriCorps específicamente, le agradezco como defensor de AmeriCorps, durante décadas hemos sido capaces de aprovechar esa fuerza laboral obviamente nuestro Conservation Corps, lo que tenemos ahora se llama Cal-Voluntarios, estamos pidiendo a la gente, miles de personas para ser parte de este nuevo Cuerpo, para entrenarse y ayudarnos con el rastreo y seguimiento porque tienes toda la razón, el predicado para volver a alguna apariencia de normalidad es nuestra capacidad de identificar a los individuos a través de pruebas para poder rastrear sus contactos para entonces aislar a los individuos que han estado expuestos o en cuarentena, que son positivos y eso sólo va a requerir un ejército de personas y la capacidad de consideración de los individuos para permitir que su privacidad se vea afectada por ese tipo de agudeza de atención basada en dónde han estado y con quién hablan.

Usualmente el seguimiento de contactos era un trabajo detectivesco mayormente manual realizado por científicos y expertos en salud pública. Comprendía basicamente entrevistar a la población para encontrar a cada persona enferma y con quién han estado en contacto recientemente, a eso se había llamado rastreo de contactos.

Llegar a este nivel de eficiencia tecnológica omnisciente no fue un proyecto que surgiera de la noche a la mañana, sino que fue todo un proceso por muchas instituciones públicas y privadas, corporaciones y personal científico, de ingeniería militar y civil que duró décadas. Solo por hacer una breve repaso, dichos esfuerzos de largo plazo del desarrollo de las entrañas digitales que pondrán en función esta vigilancia total, debo mencionar los precursores del Sistema de Posicionamiento Global (del cual se basa esta vigilancia) diseñado originalmente para usos militares como misiles dirigidos en la década de los 1970. Veinte años después de que surgiera el concepto inicial, el gobierno estadounidense bajo la administración de B. Clinton informó para el 1993 que el sistema había alcanzado ya “capacidad operativa inicial” y en 1995 abrió el Servicio de Posicionamiento Estándar (SPS) para que pudiera ser usado por el Departamento de Transporte de ese país.

El SPS civil inicialmente proporcionó una precisión de 100 metros. El Servicio de Posicionamiento Preciso (PPS) para los usuarios militares autorizados era una precisión de 22 metros. El presidente Bill Clinton emitió una orden en 1998 para que el servicio civil pudiera ser tan preciso como el militar. La tecnología GPS está hoy en multitud de dispositivos y es tan ubicua como los teléfonos móviles. Se usa como navegador en automóviles, para gestionar flotas de taxis así como en la navegación de aviones y barcos.

El razonamiento de inspección se propaga por medio del gobierno, sus ramas legislativa, ejecutiva y judicial, por el comercio, la escuela, las universidades sobre todo, mientras la técnica se aplica a través del circuito cerrado de vigilancia, el satélite, la televisión, el cine y aun por el libro. El panóptico se absorbe otras técnicas o medios y los pone a su servicio, este es el caso de la cámara, el satélite, el celular, la videoconferencia, la tarjeta de crédito, la radio, la cárcel, el internet, el GPS y todos aquellos que sean susceptibles de permitir dentro de ellos la huella, la imposición de comportamientos e imprimir conductas.

Es justo aquí donde se hace necesario invocar al filósofo Michel Foucault en el análisis de estas prácticas y discursos novedosos de exclusión, de sanción, de vigilancia, de examinación, de distribución, de diferenciación, de homogeneización, que constituyen al sujeto y posteriormente su contexto mismo. Al conjunto de estas prácticas y discursos, diferentes para cada momento histórico, es a lo que llama Foucault tecnología.

Las tecnologías incluyen de tal forma las metodologías de orden práctico que conforman, normalizan y canalizan así los pensamientos y acciones de los sujetos. Las tecnologías son por tanto poder, el ejercicio del poder: “cuando pienso en la mecánica del poder, pienso en su forma capilar de existir, el proceso por medio del cual el poder se mete en la misma piel de los individuos, invadiendo sus gestos, sus actitudes, sus discursos, sus experiencias, su vida cotidiana.” (Foucault, p. 89)

Ce n’est pas du totalitarisme

En su artículo, Posdata sobre la sociedad de control, Deleuze transforma ciertas tesis foucaultianas acerca de la sociedad disciplinaria. Específicamente elabora cómo en estas sociedades de control aparece un nuevo orden cuyo régimen de dominación tiende a optimizar, expandir y aumentar sutilmente algunas formas de poder del régimen disciplinario.

El discurso biopolítico del seguimiento de contactos, nombre por el cual le llamaremos a una red de vigilancia total en tiempo real del panóptico que los locos conspiración, y las novelas/películas de cyberpunk han estado describiendo durante décadas, pero aquí está y ahora se llama seguimiento de contactos y es por tu bien.

¿Usted ve cómo funciona el lenguaje en normalizar estas practicas y protocolos? Lo que nos lleva una observación notablemente profunda y marcadamente simple sobre la propaganda. La propaganda son relaciones públicas, toda propaganda despojada hasta el esqueleto es una campaña de marketing diseñada para vender una idea que de otra manera no sería agradable para el público, si fuera agradable en su forma original, no necesitaría una campaña de marketing a su alrededor, no necesitaría ser disfrazado y llamado de otra manera y darle un nombre elegante y presentarlo de alguna manera brillante neón de relaciones públicas. El hecho de que hay una campaña de marketing que rodea esta idea te muestra que es una algún tipo de propaganda diseñada para hacerte aceptar una idea a la que de otra manera te resistirías o al menos temerías. Una de las técnicas de comercialización más simples y efectivas para las ideas desagradables es simplemente nombrar, rebrand esa idea de otra manera y luego presentarla en un contexto discursivo en el que parece ser buena, eficiente, solidaria y sobre todo, humanista.

La gente ha entendido durante generaciones que la creación de una red panóptica de vigilancia total es una pesadilla absoluta, a menos, por supuesto, que se trate del evento que cambió el mundo tal como lo conocemos y todas las reglas de la civilización van a tener que ser reescritas debido a los dramáticos acontecimientos que han tenido lugar en “Pandemia Uno” como Bill Gates acaba de renombrar, rebrand la campaña de propaganda en torno al SARS-CoV-2 tratando de comercializarla esencialmente, ahora es Pandemia Uno, lo que por supuesto implica que va a haber Pandemia Dos. Realmente hace que uno se pregunte ¿qué está tramando Bill Gates?

Pero en cualquier caso, sí, hay una campaña de marketing que rodea a la Pandemia Uno y un aspecto de eso es rebrand la vigilancia gubernamental completa y total de todo lo que haces, dondequiera que vayas, con quien hables, todo lo que compres y todo lo demás relacionado con tu vida física real en el espacio de carne humana. La vigilancia total que van a reempaquetar como seguimiento de contactos, que de nuevo es un término que nunca has oído antes en tu vida, así que no tienes ninguna asociación previa o equipaje en torno a ese término, no es vigilancia, no es algún tipo de cosa invasiva, es sólo un seguimiento de contactos, que suena más bien pasivo.

Sí, la Iniciativa Global Clinton es sólo uno de los muchos medios que está tratando de introducir esta idea en el discurso público en este momento y enmarcar la forma en que esas palabras están siendo presentadas al público, así que le invito a que, como un experimento, escriba las palabras “Contact Tracing” (seguimiento/rastreo de contactos) en una nueva búsqueda, sólo escriba esas palabras y lea algunas de las muchas entradas que están saliendo ahora mismo, algunas de las cuales dicen, bueno, “los legisladores tienen algunas preocupaciones acerca de las formas en que el seguimiento de contactos podría ser utilizado por las empresas de Gran Tecnología” Este tipo de articulo impresiona en la mente del lector la ilusión de que el el gobierno respetará tu privacidad, porque son los buenos, son totalmente confiables cuando se trata de rastrear y localizar todos los lugares donde vas, todos los que conoces, y que son sólo esas grandes empresas de tecnología que no son de confiar, pero por supuesto sabemos que ambos sectores están en el bolsillo uno del otro en una relación simbiótica nefasta.

Asimismo el seductor discurso de los Gates y los Clinton nos prometen que este sistema solo estará funcional durante la crisis actual solamente y que nunca jamás se utilizará este miedo para volver a encender el interruptor y para rehabilitar todos los controles que están poniendo en función en este momento. Por supuesto, eso es exactamente lo que va a pasar, existe un axioma universal, probado por el Patriot Act (entre muchas otras legislaciones que brindaron poderes dictatoriales); poderes que son tomados por el gobierno nunca serán renunciados o devueltos o cedidos. Nunca entregarán de vuelta esta completa y total vigilancia de cada individuo de la población en todo momento, una vez que se ha puesto en sus manos.

No creo que haya que ser muy paranoico para que te asusten las cosas que dice gente como Clinton, Gates y otros acerca de la creación de un ejército de rastreadores de contactos. y como esto sería una gran ayuda para reducir el desempleo ya que dicho proyecto empleara a mucha gente para que fisgonee los movimientos y actividades de cada persona en el país y será bendecido y aprobado por todos como necesario.

Están tratando de comercializarlo con este nuevo término de rastreo de contactos con el que nadie tiene ningún bagaje asociado, así que aquí está mi humilde sugerencia, es una cosa que pueden hacer para contrarrestar esta propaganda y rechazarla cognitivamente, no usar la terminología del Estado corporativo, nunca jamás usar esa frase, no se refieran a esto como el rastreo o seguimiento de contactos, en vez usen el nombre de algún sistema nefario de vigilancia de su novela o película de ciencia ficción distópica preferida para referirse al mismo.

Espero que entiendan que este es un punto imperativo sobre la propaganda en general, la introducción de terminología en nuestra cotidianidad, de narrativas y palabras con las que describiremos ciertos fenómenos que a su vez estructurarán nuestra realidad. Esto, en otras palabras, es la puesta en marcha de grandes fuerzas dentro del mundo político-financiero, el desencadenamiento de horrores y monstruosidades a partir de ciertos eventos, un despliegue hacia latitudes desconocidas y caoticas, una reorganización masiva de la manera de hacer civilización, de las verdades en el seno tanto de Occidente como de Oriente donde el Estado y las potencias administrativas del Mercado monopolizado son ley y orden.

El Estado miente en todas las lenguas del bien y del mal; y diga lo que diga, miente; y posea lo que posea, lo ha robado. Todo en él es falso; con dientes robados muerde, y muerde a menudo. Es falso hasta sus entrañas.

—Federico Wilhelm Nietzsche, Asi hablo zaratustra, El nuevo ídolo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: