La Recuperación No Será En Forma De V

via Moon of Alabama

Durante las últimas cuatro semanas 22 millones de trabajadores en EE.UU. solicitaron el seguro de desempleo. Unos 10 a 15 millones de trabajadores adicionales no fueron elegibles pero también perdieron sus trabajos.

Michael Hudson extrapola a partir de ahí:

Ross: En última instancia, ¿dónde termina esto? Porque si en 12 semanas la gente no puede costear entrar en las normas sociales, entrar en la economía, vivir, poner pan en la mesa, ¿dónde termina esto lógicamente?

Michael Hudson: Con la economía americana pareciéndose a la de Grecia. Será austeridad. Habrá gente que no tiene trabajo. Van a ser desalojados de sus apartamentos. Habrán agotado sus ahorros. No podrán pagar sus deudas de tarjetas de crédito y otras deudas, así que los atrasos aumentarán. Los bancos serán exprimidos, pero Trump dice que aunque no podemos salvar a la gente, podemos salvar a los bancos. La Reserva Federal tiene suficiente dinero para mantener a todos los bancos a flote, incluso si no están recibiendo los pagos de la hipoteca, incluso si no son capaces de cobrar sus préstamos. Los bancos ahora pueden compensar el dinero que no están recibiendo con un nuevo y enorme mercado: prestando dinero al capital privado y a las grandes empresas para comprar estas pequeñas empresas que se están hundiendo. Es una bonanza.

Una bonanza para el 1%.

Pero los oligarcas que gobiernan los Estados Unidos probablemente están calculando erróneamente esta crisis:

“Las acciones de los EE.UU. están fijando los precios en una recuperación económica en forma de V de manera aún más aguda que en otras partes del mundo, por lo que son vulnerables en el caso de que las salidas de los encierros a nivel mundial y en los Estados Unidos resulten más complicadas”, dijo Edmund Shing, jefe de estrategia de derivados de acciones mundiales de BNP Paribas SA.

La crisis no terminará antes de que la señora gorda cante. Esa señora ni siquiera ha entrado en la casa. La recuperación no tendrá forma de V. La economía no volverá a entrar en acción tan pronto como los encierros se terminen. Será un largo trabajo arduo. La economía de EE.UU. siempre depende de la resiliencia del consumidor. Pero con más de 30 millones de personas sin trabajo habrá una enorme caída de la demanda en comparación con antes de la pandemia.

También es probable que haya más de una ola de la pandemia. Durante el verano, el número de casos probablemente disminuirá, pero es probable que aumente de nuevo durante el otoño. Entremedio, la pandemia se irá extendiendo lentamente a una mayor parte de la población, pero en su mayormente quedará fuera de la vista debido a los muchos casos asintomáticos. Cuando regrese, será de una manera diferente. Durante la primera ola las infecciones comenzaran primero en el lugar A, luego en el lugar B y luego en el lugar C, todo dependiendo del tráfico y el patrón de contacto. Pero la segunda ola probablemente vendrá, como lo hizo durante la gripe española, como una gran pared que golpeará todos los lugares al mismo tiempo. Eso hará más difícil la asignación de recursos.

Las pandemias son, como Nassim Taleb y otros han señalado, eventos de cola gorda donde las estadísticas normales ya no se aplican. No son curvas simétricas de distribución gaussiana donde el camino hacia abajo de un número alto de casos tiene una forma similar a la que tenía el camino hacia arriba. El camino hacia abajo es en realidad mucho más largo y más de un descenso muy lento que podría incluso incluir erupciones adicionales.

Esperar un retorno a una economía normal en forma de V en estas circunstancias es una tontería.

Las consecuencias políticas serán enormes. Una amplia demanda pública de más políticas sociales entrará en conflicto con una oligarquía recalcitrante. ¿Puede ese conflicto ser resuelto dentro del actual sistema de los EE.UU.?

Hay algunos signos de esperanza. Las dos primeras vacunas desarrolladas en China están ahora en su primera fase de pruebas en humanos y hay más en camino. Algunas de ellas pueden funcionar. Una vacuna efectiva de producción masiva significaría que la señora gorda ha empezado a cantar.

También existe la curiosidad de que la mayoría de los niños no sólo no se enferman de la enfermedad covid-19 sino que no se infectan en absoluto. Una mayor investigación sobre el fenómeno podría señalar un mecanismo de protección que podría ser explotado para la protección de los adultos.

Por el lado triste, The Economist ha comenzado a cubrir sistemáticamente el “exceso de muertes” de la pandemia y encuentra que todas las cifras oficiales de muertes son graves subestimaciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: